Un soplo de nostalgia comienza a recorrer el mundo del automovilismo: Aston Martin decidió adaptarse al inexorable sino de los tiempos actuales y modificará sus motores, poniendo fin a la época de los atmosféricos V12 de 6 litros que son el sello de la casa.

La histórica planta motriz comenzará a ser reemplazada en los nuevos modelos por un propulsor V12 turboalimentado.

002_aston-martin-vanquish-s

La despedida será a lo grande, como corresponde a un actor principal que tuvo un rol protagónico por décadas y que contó con el reconocimiento unánime del público. La última función vendrá de la mano del Aston Martin Vanquish S, modelo que será el último en llevar el señero motor.

Para destacar la pompa de la ocasión, el fabricante de automóviles de lujo determinó utilizar la puerta grande de la historia y subió la apuesta. La versión 2017 del Vanquish S no solo equipará la versión tradicional del motor, sino que una enriquecida, engalanada especialmente.

001_aston-martin-vanquish-sEl motor de la despedida será el clásico V12 de 6.000 cc., pero con mayor potencia: tendrá 600 CV, superando los 568 CV de las versiones previas. La transmisión será Touchtronic III de ocho velocidades gestionada electrónicamente y equipará frenos de disco carbocerámicos.

003_aston-martin-vanquish-sEste Aston Martin podrá pasar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y alcanzará una velocidad máxima de 323 km/h. Eso es despedirse a lo grande.

Nada es inmutable, como lo prueba la decisión adoptada por este fabricante de automóviles de lujo, pero quién sabe, quizás hasta esta decisión se revierta en el futuro.