Desde que mi padre tuvo su primer station wagon en 1979 que siento cierta debilidad por este tipo de vehículos y cada cierto tiempo reviso que hay de nuevo y acabo de encontrar uno de los que me ha cautivado el último tiempo, me refiero al Audi RS 4 Avant 2018, marca alemana que ha sabido transformar un inofensivo coche familiar en un furioso deportivo.

El primer Audi RS 4 Avant fue lanzado al mercado en 1999 y tenía un motor de 2.7 litros, también sobrealimentado por dos turbocompresores, y cuya potencia era 380 caballos. El RS 4 Avant 2018 ha cambiado mucho desde entonces con nuevos motores, mayor confort, sofisticado diseño y, obviamente, una tecnología de avanzada que hoy hace que los vehículos hagan muchas más cosas por sí solos.

Actualmente, este station wagon de Audi utiliza un poderoso motor V6 de 2.9L TFSI twin turbo con 450 hp y 600 Nm con lo cual pasa de 0 a 100 Km/h en 4.1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 280 Km/h, limitada electrónicamente. Y todo es gestionado por una transmisión automática Tiptronic de 8 velocidades especialmente configurada para una conducción deportiva.

Para el agarre y adherencia utiliza el tradicional y emblemático sistema de tracción permanente Quattro de Audi con diferencial central antibloqueo a lo que se suma el asistente electrónico de estabilidad y control de torque que permite seleccionar uno de los tres modos de configuración. Opcionalmente se puede obtener un sistema de diferencial sport.

En la suspensión también hay una serie de dispositivos electrónicos estándar y opcionales que aumentan al máximo la eficiencia y efectividad del funcionamiento del Audi RS 4 Avant, todo diseñado con la mira puesta en la conducción deportiva en su máxima y singular expresión al ser un station wagon.

Para hacerse una idea de toda la tecnología y electrónica que intervienen en el comportamiento dinámico del RS 4 Avant que permite configurar diversos aspectos mecánicos de este station wagon, les mencionamos su sistema Audi Drive Select que viene a ser el corazón que regula casi la totalidad del vehículo.

En su interior, la sensación deportiva está materializada con un refinado y sofisticado diseño mediante las formas, acabados y terminaciones de excelente calidad con meticuloso énfasis en los detalles, combinaciones de colores y materiales de nobles y modernos como el cuero y el carbono.

Además de su elegante estilo, también hay un riguroso trabajo en la habitabilidad de la cabina con generoso y confortable espacio para sus cinco ocupantes, con varios milímetros más que en la versión anterior y un amplio lugar para el compartimento de carga que va desde los 505L a los 1.510L con los asientos traseros abatidos y un cobertor y portalón traeros de apertura y cierre eléctrico.

En el apartado relativo a la información y entretención, este modelo cuenta con el Audi Virtual Cockpit que transforma el tablero de instrumentos en una pantalla totalmente digital y que, además, es una versión especialmente diseñada para la gama RS desplegando información exclusiva como la fuerza G, la potencia y torque del motor, la presión y temperatura de los neumáticos, por mencionar algunas. A esto se suma, como opcional, un Head Up Display también específico para esta serie deportiva de Audi.

Por otra parte el Audi RS 4 Avant incluye un completo sistema de info-entretenimiento que esta radicado en su pantalla táctil multimedia que brinda una alto nivel de conectividad gracias a su red Wi·Fi, múltiples aplicaciones desarrolladas por la marca, compatibilidad con dispositivos móviles y smartphone que permiten hacer mucho más que simples llamadas telefónicas, reproducción de música o navegación satelital.

En los países donde hay servicios en línea, este vehículo literalmente se comunica e interactúa con el entorno a su paso y a distancia con servicios de asistencia en emergencias, a la vez que con el conductor y pasajeros mediante interfaces más allá de los masificados comandos por voz.

En cuanto a la música, ya es una tradición basada en una larga alianza estratégica entre Audi y Bang & Olufsen, contar con un sistema de sonido de las más alta calidad, en este caso con un sonido 3D envolvente gracias a sus 19 altavoces que se reparten por todo el habitáculo y  sus 755 vatios de potencia.

Parodiando la película 9 meses en que Hugh Grant se deprime por tener que cambiar su Porsche 911 por un auto familiar, hoy ya no es un drama porque con el Audi RS 4 Avant tienes todo en un mismo vehículo, ahí radica mi fascinación por estos station wagon.

Olvídense el predicamento de la película viendo el Audi RS 4 Avant:

¿Qué opinas de la evolución de este modelo de Audi?