Quienes siguen regularmente las alternativas del Concorso d’Eleganza Villa d’Este, en el Lago Como de Italia, sabrán que BMW lleva un par de años haciendo guiños a la nostalgia con vehículos inspirados en sus modelos del pasado. Y en 2016 no hubo excepciones: la marca germana acaba de presentar el BMW 2002 Hommage, un tributo a los 50 años de vida del clásico BMW 2002.

BMW 2002 H_1

El 2002 es uno de los coches más queridos de la firma bávara y este Hommage en particular tiene aires a varios modelos de esa tradición, pero en especial a la versión deportiva que debutó en el Frankfurt Motor Show (IAA) del año 1973. La elección de este, por cierto, no es al azar: aquel fue el primer auto europeo de producción en serie que usó un motor turbo.

BMW 2002 H_2

Es por eso que el BMW 2002 Hommage luce un diseño actual y moderno, pero con un gran parecido a su antecesor.

A primera vista, su carrocería tiene un rasgo característico en sus pronunciados tapabarros. En el prototipo son modelados a partir de la misma carrocería, pero en el pasado estos fueron piezas atornilladas a esta y que tenían por finalidad dar cabida a su mayor ancho de vías.

BMW 2002 H

En el afán de lograr una reinterpretación al detalle, el BMW 2002 Hommage al igual que su homologo del siglo pasado, disponen el emblema de marca al costado derecho de la patente, detalle que los coleccionistas sabrán apreciar.

También se emplearon los colores que la división Motorsport de BMW utiliza para identificar su gama de vehículos deportivos, como se ve en el spoiler delantero y en los espejos laterales.

BMW 2002 H_4

Pero lo que más une a ambos BMW 2002 es lo que hay bajo el capó: hablamos de un motor turbo. En el caso del Hommage  es un 3.0 TwinPower turbo que desarrolla 370 Cv. El modelo clásico erogaba 170 Cv a 5.800 rpm. y que gracias a su bajo peso (1.060 kg) saltaba de 0 a 100 km/h. en sólo 7,3 segundos.

BMW 2002 H_3

Obviamente, gracias a la avance de la tecnología y otros factores, el BMW 2002 Hommage es una versión recargada de su antecesor, pero esto no le resta mérito a un modelo de la marca alemana que fue pionero en su época. No por nada es uno de los autos alemanes que ocupa un lugar de privilegio en el corazón de los coleccionistas.