Durante 2016, Chrysler sorprendió al resucitar uno de sus modelos más emblemáticos del último tiempo, la Chrysler Pacifica. Pero no solo eso. Las campanadas también tuvieron que ver con otros dos elementos: 1) dejó el mundo SUV para transformarse en una minivan y 2) su diseño y equipamiento superó con creces lo propuesto por su modelo pionero, Town & Country, y a la competencia ofrecida por la Dodge Caravan, otra marca y modelo del grupo Chrysler.ch-pacifica_2

Curiosamente, durante mis vacaciones navideñas, tuve la oportunidad de probar la nueva Chrysler Pacifica Limited, en un viaje entre Miami y Orlando. La minivan, en su versión tope de línea, fue el vehículo que me asignaron en el servicio de rent-a-car y la impresión que me dejó fue fascinante.

ch-pacifica_3

Lo primero que salta a la vista, por razones obvias, es el nuevo diseño de su carrocería, esculpida con líneas aerodinámicas y un estilo moderno y deportivo. Lo mismo ocurre con su cabina, donde además se ofrece una atmósfera refinada, elegante, cómoda y con una gran experiencia tecnológica. Prácticamente todo su equipamiento funciona con los últimos adelantos de la industria automotriz, desarrollados por la propia marca.

ch-pacifica_6

El nivel de equipamiento de la Chrysler Pacifica es eterno, por lo mismo señalaremos las características que nos parecen más relevantes, sin desmerecer aquellas que no sean nombradas. El hincapié, por cierto, estará en los elementos que brindan comodidad dentro de un vehículo diseñado para grupos y/o familias numerosas.

ch-pacifica

Comenzamos con su sistema keyless (botón start/stop), el cual es un completo control remoto que posibilita desbloquear, a distancia, las puertas de la minivan como también abrir eléctricamente las puertas laterales que dan acceso a las plazas traseras (5 asientos). El control también abre el portalón trasero, reservado para el compartimento de carga que ofrece gran espacio incluso con todas las butacas en posición.

ch-pacifica_5

Las operaciones eléctricas también se hacen extensibles a varias de las butacas, principalmente las delanteras y los asientos de la tercera corrida. Está última, además, se pliega de forma automática al presionar un botón, ampliando el espacio de carga. Ahora, si necesitas aún más margen, los asientos de la segunda fila pueden ser ocultados en el doble fondo que existe en el piso, y que cuenta con tapas plegables. Así ya queda el espacio para cargar lo que se te ocurra.

ch-pacifica_7

Para la conducción, la Chrysler Pacifica cuenta con sistemas de asistencia que advierten de los riesgos en la ruta. Por ejemplo, cuando la minivan nota un cambio de carril involuntario, la dirección se acciona automáticamente para regresar el vehículo a la pista que le corresponde.

ch-pacifica_8

A la hora de estacionar, la Pacifica propone un sistema de visión en 360º que permite al conductor seleccionar la mejor vista posible durante las maniobras. Además, acciona frenos automáticamente en caso de que el conductor no advierta las señales (visuales y audibles) que entrega.

Si esto no fuera suficiente, la minivan también tiene un sistema de aparcamiento en sentido paralelo y perpendicular que no requiere intervención humana.

ch-pacifica_9

Como se dijo anteriormente, la Chrysler Pacifica es un vehículo para grupos numerosos y, con la idea de mantenerlos a gusto, cuenta con un completo sistema de infotainment llamado Chrysler U-Connect. Este entrega toda la información y entretención en la pantalla multimedia de 8,4”, ubicada en el panel central, la que se replica en el par de pantallas desplegables, ubicadas en los espaldares de las butacas delanteras.

ch-pacifica_11

Aumentan el confort del habítaculo, el sistema de calefacción presente en las butacas de la primera y segunda fila de asientos, además de la refrigeración para el conductor y copiloto. También cuenta con climatizador tri-zona, vale decir, independiente para ambos ocupantes de las plazas delanteras, y un tercero con comando para los pasajeros de las plazas de la fila intermedia.

Sin embargo, todo el vehículo tiene acceso a aire acondicionado, ya que en el techo tiene difusores para todos los asientos. Incluso el volante puede ser configurado con calefacción, elemento esencial durante el invierno.

ch-pacifica_10

Gran parte de la sensación de amplitud y luminosidad que se vive dentro de la Chrysler Pacifica reside en la presencia de un techo panorámico dividido en tres secciones (una por cada fila de asientos).

Hablando de iluminación, la Chrysler Pacifica cuenta con focos full LED y faros delanteros direccionales para tomar las curvas, con activación de luces altas de manera automática (configurable), tanto en conducción diurna como nocturna.

ch-pacifica_12

En cuanto a seguridad activa y pasiva, la Chrysler Pacifica no deja nada al azar. Todo se puede configurar con simples accionamientos desde su volante multifunción o los mandos que hay en el panel central. Cada uno de ellos está correctamente ubicado y pueden ser operados sin dificultad. Tanto así que si tus manos se apartan del volante, se emitirá una señal para que te concentres en la conducción.

ch-pacifica_13

Con tanto sistema, no nos hemos olvidado de lo mecánico. La Chrysler Pacifica alberga bajo su capó un potente motor V6 de 3.6L Pentastar, gestionado por una transmisión automática que se manipula mediante una perilla. No hay palanca de cambios que arruine la experiencia visual entregada por esta vanguardista minivan.

ch-pacifica_14

Detalle extra: nos pareció sumamente práctico, así como refinado, el espacio en el zócalo de las puertas delanteras, donde se puede posar el paraguas mojado. Algo similar existe en un auto de super lujo, el que sabe… sabe.

ch-pacifica_15

De todo lo observado en la Chrysler Pacifica, parece ser que nada fue olvidado al momento de crearla. Sin embargo, dimos con un detalle: no cuenta con regulación electrónica para el volante (altura y profundidad). Si bien es algo menor, sería recomendable agregarlo en futuras versiones.

ch-pacifica_16

Para finalizar, les contamos que nuestra experiencia con la Chrysler Pacifica duró 10 días -con varios kilómetros de recorrido-, y nos dejó (a mi y mi familia) la mejor experiencia sobre ruedas que hemos tenido en el último tiempo. Tanto así que esperamos que sea importada lo más pronto posible a nuestro país.

Ahora vean una galería de fotos con más detalles de la Chrysler Pacífica.