En la década de los 80, y con un escenario económico influenciado por las Reaganomics, General Motors dio vida a un nuevo integrante de su familia. Se trataba de un sedán de tracción delantera y que se fabricaría en tres series diferentes para reemplazar al popular Monza.

Hablamos, por supuesto, del Chevrolet Cavalier, un coche que hoy regresa a Chile en gloria y majestad.

El nombre de este modelo viene de las personas de alta alcurnia durante el reinado de Carlos I, por lo que de inmediato uno imagina un coche con una dosis señorial.

A continuación, algunas de sus características.

Esta versión del Chevrolet Cavalier, que se ubicará entre los sedanes Prisma y Cruze, contará con un motor de 1.5L, 107 hp de potencia y opciones de cambio manual (cinco marchas) o automático (seis velocidades). Además equipará un sistema engine “stop & start” que apaga el motor al momento de detenerse para ahorrar combustible.

Dentro de su equipamiento destaca un sensor de presión de neumáticos, control de estabilidad ESC, airbags laterales, un sistema de audio con cinco parlantes más subwoofer y el aire fresco que proporciona su sunroof y climatizador dual. Todo, obviamente, según la versión del modelo.

Según la compañía, la principal característica que mantiene vivo el vínculo entre el modelo de la vieja escuela y su flamante edición es la excelente relación entre su precio y su equipamiento, razón demás para explicar su singular éxito de ventas.

Ciertamente, el renovado Cavalier llegará a Chile con las versiones LS MT, LT MT y Premier AT. Todas con un llamativo diseño exterior, énfasis en la seguridad y tecnología de última generación, incluyendo el sistema multimedia MyLink de la marca y que se despliega en una pantalla de 7″.

¿Qué te pareció la resurrección del Chevrolet Cavalier? Cuéntanos en los comentarios.