Apelar al chovinismo yanqui es la osada apuesta que el fabricante indio hizo al construir el Mahindra Roxor, en su nueva planta en Estados Unidos, un todoterreno que es un verdadero clon del histórico jeep Willys.

Sin embargo, no es el único con calcado diseño a un todoterreno ícono en USA, también está el Mahindra Thar (vehículo en el cual se basa el Roxor), que guarda un tremendo parecido con el legendario Jeep Wrangler, pero aquí existe un desarrollo bajo licencia que une a ambas marcas desde 1947, además no se comercializa en dicho país.

En todo caso el Mahindra Roxor, diseñado y fabricado en Detroit, cuna del automóvil gringo, se ha planteado como un homenaje al todoterreno que formó parte de las filas del ejército norteamericano.

Este nuevo modelo de Mahindra es un verdadero exponente del pasado, su sencillo diseño lo transforma en un clásico todoterreno.

El Roxor no tiene puertas ni parabrisas, su techo es una simple estructura de fierro y en su habitáculo no hay ningún indicio de las nuevas tecnologías, materiales u otros componentes actuales. Es un vehículo totalmente espartano, un 4×4 duro y puro.

Para moverse, el Mahindra Roxor utiliza un motor turbo diésel de 2.5L que libera 62 hp de potencia y un torque de 195 Nm asociado a una caja manual de 5 velocidades y un clásico sistema con palanca de cambio para conectar la tracción a las cuatro ruedas.

Esa tendencia actual de ofrecer muchas versiones o configuraciones de cabina y personalización de los automóviles, en el jeep Roxor se restringe a la elección del color, pero aquí el pantone es muy generoso al ofrecer 900 tonalidades.

Definitivamente el Mahindra Roxor es un 4×4 ideal para los fanáticos del off-road que no buscan las comodidades y asistencias electrónicas de los todoterreno modernos, sino más bien a los que quieren una experiencia de conducción a la antigua usanza donde la destreza del conductor es lo que importa.

Para el final el video oficial del Mahindra Roxor: