Luz, cámara… motor. ¿Cuántas veces has escuchado la frase “son actores de carne y hueso”. Pues bien, hoy nos tomamos la licencia de reemplazarla para hablar de actores de caucho y fierro que simplemente se robaron el show y el corazón de todos quienes crecieron embobados con la pantalla chica durante los años 60′, 70′ y 80′.

Estos son 7 autos que se convirtieron en estrellas de la televisión

DODGE CHARGER, LOS DUKES DE HAZARD

Dukes the Hazzard_Car

Si bien los hermanos Bo Duke (Tom Wopat) y Luke Duke (John Schneider) eran los protagonistas de la serie Los Dukes de Hazzard, sus  andanzas  y peripecias no hubiesen sido posibles sin contar con el rol protagónico del General Lee, un Dodge Charger anaranjado de 1969.

Paréntesis: la gran mayoría de los vehículos utilizados en la serie eran el alter ego del personaje que los conducía. En ese sentido también es inolvidable el Jeep CJ-7 Golden Eagle que conducía la sensual Daisy Duke (Catherine Bach), cuyo nombre era Dixie.

Volviendo al General Lee. En la actualidad cuenta con un sucesor que renovó votos con el pasado, pero que no le llega a los talones al original. Otra modificación más reciente es la eliminación de la bandera confederada en su techo, símbolo racista en el siempre convulso sur estadounidense.

Por cierto, el éxito de la serie llevó a la industria del cine a realizar un remake de la serie protagonizado por Sean William Scott (Luke), Johnny Knoxvelle (Bo) y Jessica Simpson como la sexy prima Daisy.

PONTIAC TRANS AM, KNIGHT RIDER

Night Rider Tv_Car

La serie Knight Rider -en Chile, El Auto Fantástico- seguía las aventuras de Michael Night (David Hasselhoff) y su fiel amigo de cuatro ruedas, el emblemático K.I.T.T.

El auto que convirtió a K.I.T.T en una estrella de la televisión fue un Pontiac Trans Am de 1982. Sus modificaciones fueron tan tremendas que fácilmente podríamos asegurar que se adelantó a los tiempos y hoy sería un digno exponente en la Consumer Electroncis Show (CES) de Las Vegas.

Tal fue el éxito en los 80 que incluso consolas como Nintendo y Playstation incluyeron un juego basado en la serie de TV.

En la actualidad no existe un sucesor de este modelo, pero hay un kit de conversión (ver nota) para este modelo de auto que marcó la carrera de Hasselhoff.

FORD GRAN TORINO, STARSKY AND HUTCH

Starsky & Hutch_Car

La pareja de detectives conformada por David Starsky (Paul Michael Glaser) y Kenneth Hutchinson (David Soul) tenía que contar con un auto para realizar las persecuciones por las calles de Los Angeles, California.

El fiel compañero de Starsky & Hutch fue un Ford Torino de 1975, inconfundible por su carrocería roja y la gruesa línea blanca que recorría ambos costados del auto, unidas por el trazo del techo. Y bueno, la baliza que Starsky ponía, generalmente cuando ya iba conduciendo, un gesto ex profeso claramente.

Actualmente, este modelo de Ford no existe en el mercado de los autos nuevos, sin embargo, se puso de moda hace un tiempo con el remake del cine que lo trajo de vuelta. Una película que fue protagonizada por Ben Stiller y Owen Wilson.

El guión trato de imprimir el mismo sello que caracterizó a los personajes originales, pero más bien fue una parodia, lo cual no es de extrañar si consideramos a los dos comediantes que hoy vuelven con su humor absurdo en Zoolander 2.

VOLVO P1800, EL SANTO

El Santo Tv_Car

Otra serie del recuerdo fue El Santo, protagonizada por Roger Moore en el rol de Simon Templar. ¿Su compañero de batallas? Un Volvo P1800. Esta serie tenía muchas similitudes con las películas de James Bond, sin más, el agente 007 en varias ocasiones fue interpretado por este mismo actor.

Recientemente, la marca sueca ha mostrado varios autos inspirados en el diseño del Volvo P1800, pero este emblemático modelo del fabricante no tiene un actual sucesor. Lo más cercano es el modelo conceptual denominado Volvo Concept Coupé.

Esta serie de TV también llegó al cine (The Saint). En esta ocasión no se convocó a Roger Moore, sino que a Val Kilmer, un tipo con un vida personal tan enigmática como su personaje en la película.

PEUGEOT 403 CABRIO, COLUMBO

Columbo Tv_Car

La serie de TV Columbo es sobre un flemático y desastrado detective, interpretado por Peter Falk, quien tenía como aliado un auto a la medida: un destartalado Peugeot 403 Grande Luxe Cabriolet.

El auto del fabricante francés no tiene un sucesor en la actualidad, pero el éxito de la serie de TV hizo mundialmente famosa la versión descapotable del Peugeot 403.

No hay una película asociada a Columbo, pero esto podría cambiar. Existen rumores de pasillo que podrían significar una versión cinematográfica que sería protagonizada  por el actor Mark Ruffalo. Eso sí, nada concreto hasta el mometno.

FERRARI 308 GTB, MAGNUM
Magnum Tv_Car

No sólo el frondoso bigote del seductor y mujeriego Tomas Magnum -interpretado por Tom Sellek destacó en la serie Magnum. Definitivamente, su Ferrari 308 GTB con el color rojo, símbolo del caballito rampante, se llevó más de alguna mirada.

Este modelo de la afamada compañía italiana fue tan exitoso, que tuvo varios sucesores, entre ellos el Ferrari 288 GTO, el Ferrari F40, posteriormente el Ferrari F50, hasta llegar al emblemático Ferrari Enzo.

FERRARI DAYTONA Y TESTAROSSA, MIAMI VICE

Miami Vice Tv_Cras

La serie de TV Miami Vice transcurría en las paradisíacas playa de esa ciudad y contaba con cuatro protagonistas. Dos detectives y dos automóviles.

Los detectives anticorrupción, Sonny Crockett (Don Johnson) y Ricardo “Rico” Tubbs (Philip Michael Thomas) tuvieron dos autos que tienen una historia paralela a la serie de TV y que incluye al mismísimo Enzo Ferrari.

Historia larga, corta: el Ferrari Daytona Spyder que conducía Sonny Crockett, en rigor era un Chevrolet Corvette C3 de 1980, modificado para verse como el deportivo italiano. Cuando Enzo Ferrari se enteró de esto demandó al taller que lo modificó (Beryl McBurnie). De yapa, Il Commendatore envió dos Ferrari Testarossa de 1986 de color blanco para que Miami Vice tuviera Ferraris de verdad.

En la pantalla grande con Jamie Foxx (Rico Tubbs) y Collin Farrel (Sonny Crockett) en los protagónicos, los autos fueron una gama diversa, destacando un BMW Serie 6 blanco (2004) y un Bentley Continental GT (2005).