En su afán de revivir automóviles que marcaron un hito, especialmente entre los muscle cars, Equus Automotive se atrevió, en primera instancia, con el Bass 770 y ahora lo hizo nuevamente con el Throwback S, otro modelo que lleva estampado el equino que representa a esta marca de lujo.

En esta ocasión, el Throwback S recrea el Chevrolet Corvette, antes fue el Ford Mustang (Bass 770). Ambas versiones cuentan con un diseño, calidad y performance que provocan una tentación irresistible por tenerlos, aunque tal vez uno que otro purista piensen distinto, seguro que al menos los querrán ver.

El Throwback S está mecánicamente preparado con las más altas prestaciones que puede ofrecer la personalización de un Corvette, alcanzando una potencia máxima de 1.000 hp y 822 lb-ft de torque con lo cual pasa de 0 a 100 Km/h en 2.5 segundos y sigue corriendo hasta alcanzar más de 350 Km/h.

En su diseño exterior se aprecian nítidamente las formas características de un Corvette, pero con una serie de detalles propios de la marca coreana, filial de lujo de Hyundai, como por ejemplo, los focos redondos en la máscara que se han convertido en el sello de los modelos de Equus Automotive.

En su interior nos encontramos con una intervención de los diseñadores con terminaciones, materiales y detalles que señalan que se trata de un auto con la impronta y peculiaridad que impone este fabricante. Se destaca el abundante uso de fibra de carbono, el fino y deportivo acabado de la tapicería donde también se ven aplicaciones de carbono, todo con un look ultra deportivo.

Al tratarse de una combinación entre los clásicos y modernos Corvette, el Throwback S cuenta también con tecnología de avanzada y tanta exclusividad tiene su precio U$D 130.000.

No se pierdan el teaser del Throwback S: