La empresa VLF Automotive acaba de presentar su último súper deportivo de lujo que cuenta con el inconfundible diseño de Henrik Fisker, co-fundador de la compañía. Sus socios son Robert Lutz, poderoso hombre de la industria automotriz y Gilbert Villarreal, hombre fuerte en la industria aeronáutica y naviera. Las iniciales de sus apellidos conforman la sigla de la empresa (Villarreal Lutz Fisker).

VLF Force 1_4

El lujoso súper deportivo es el VLF Force 1 V10, un diamante perfectamente esculpido por Fisker que monta el poderoso motor de un Dodge Viper y acoge a conductor y acompañante en una elegante cabina de finas terminaciones.

El motor seleccionado es el V10 de 8.4 lts del Dodge Viper que, en combinación con una carrocería de carbono, permiten que el VLF Force 1 V10 obtenga una relación peso-potencia que en definitiva hace que la performance supere a la víbora del fabricante norteamericano.

VLF Force 1_1

Con sólo 1.538 kg. de peso, el VLF Force 1 V10 logra desarrollar una potencia máxima de 745 hp a 6.100 rpm y un torque de 928 Nm a 5.000 vueltas. En cambio, la víbora de Dodge, con el mismo motor, alcanza los 645 hp y 813 Nm. Aplausos para los ingenieros de VLF Automotive.

Con tal poder, las prestaciones y performance del VLF Force 1 V10 también son alucinantes.

  • Velocidad máxima de 350 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h en 3 segundos
  • Recorre un ¼ milla en 10,9 segundos y a 218 km/h

VLF Force 1La tracción está en el eje trasero, como debe ser en un súper deportivo, y es transmitida por una caja de cambios manual o bien una automática de 6 velocidades con mandos al volante (paddle shift).

Tanto poder requiere de un piloto experto para controlarlo, sin embargo el Force 1 V10 está dotado de la tecnología necesaria para que cualquier ciudadano que pueda desembolsar US$268.500 pueda disfrutarlo con seguridad. Bueno, unos pocos afortunados ya que, aparte del precio, sólo se fabricarán 50 autos.

VLF Force 1_5

En la cabina, el aroma del refinado cuero de alcántara se siente por doquier, ya que es el material que cubre prácticamente todo el interior. Y se ha combinado con aluminio satinado, negro mate y aplicaciones en fibra de carbono que en su conjunto crean un ambiente lujoso, acogedor y deportivo.

No está demás decir que cuenta con pantalla táctil con navegador GPS, asientos con regulación eléctrica, conexiones para dispositivos móviles, USB, Bluetooth y WiFi, entre otras comodidades.

VLF Force 1_2

Como anécdota, les contamos que el parecido entre el Force 1 V10 y el Aston Martin DB 10 (ver nota) sacó chispas. La marca británica,  para la cual Henrik Fisker ha diseñado varios modelos, encontró en los bocetos un gran parecido con el auto de James Bond y amenazaron hasta por carta al diseñador. Esto provocó la reacción de Fisker quien los demandó por 100 millones de dólares. Qué pasó luego, es un misterio.

VLF Force 1_3

La trayectoria de Henrik Fisker merece un párrafo aparte ya que los autos diseñados por él son modelos emblemáticos para muchas marcas. Sus manos han esculpido los Aston Martin DB9 y V8 Vantage, como también el BMW Z8 usados por James Bond. Además, no se puede dejar de mencionar el Fisker Karma, su primer auto híbrido 100% eléctrico (ver nota).

Vean la obra maestra de Fisker: