Muy buena facha tiene el I30 N anunciado recientemente por Hyundai. El modelo corresponde a la versión deportiva de su gama I30 -que también incluye al Fastback– y comenzará a venderse en Europa durante el último trimestre de este año.

Pero el I30 N no es solo una cara bonita. También tiene bastante fibra bajo el capó para justificar su apariencia deportiva. De partida, su motor es de 2,0 lt. con cuatro cilindros sobrealimentados. En su versión estándar entrega 250 hp, mientras que estos llegan a 275 hp en su “paquete performance”.

El torque de ambos es de 353 Nm con opción “overboost”, mientras que su transmisión manual es de seis velocidades.

Su carácter deportivo no es solo estético, sino que los cambios en la carrocería con respecto al resto de la gama son totalmente funcionales. Por ejemplo, el ensanche de los pasos de rueda y el rebaje del despeje del auto permite redirigir el flujo de aire a los frenos para refrigerarlos y mejorar la aerodinámica. Además, el I30N tiene opciones de llantas de 18 y 19 pulgadas.

Otras características que enfatizan su espíritu de animal de circuito son su suspensión con regulación electrónica, chasis reforzado, neumáticos de alto rendimiento, así como tecnologías propias de la conducción deportiva. Entre estas destacan el “Rev Matching” (para optimizar el sincronismo al retacar y tener aceleraciones más rápidas) y el “Launch Control” (para no perder aceleración al arrancar en velocidad tras estar detenido).

También cuenta con sistema de válvula de escape variable, que permite regular la intensidad del nivel de ruido y acentuar la sensación de deportividad.

El panel de instrumentos, por otra parte, tiene funciones para uso en carreras, como indicador que avisa el momento óptimo para pasar los cambios y cuentarrevoluciones LED de área variable, la que cambia según cuánto se exige el motor, de acuerdo a la temperatura alcanzada por el aceite.

El Hyundai i30 N cuenta con cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, N y N Custom, que se activan desde mandos incluidos en el volante.

Por defecto el I30 N se presenta con el color de pintura “Performance Blue”, representativo de la línea N, pero también se puede optar por otras cinco opciones: Clean Slate, Polar White, Micron Gray, Phantom Black y Engine Red.

Acá te dejamos un video donde se aprecia el poder del i30 N