El pasado 11 de mayo, Porsche sacó de sus talleres su millonésimo Porsche 911.

Sí, en poco más de 50 años, la marca alemana ha creado 1.000.000 de unidades de este fabuloso deportivo, sueño de generaciones.

Obviamente, el coche a cargo de alcanzar la histórica cifra es una máquina única, llena de detalles que celebran el hito. De partida destaca su color “verde irlandés”, el mismo que tenía el primer 911 entregado a Ferdinand Porsche el 19 de octubre de 1964. El tono no es al azar y corresponde al color favorito del propio Ferdinand.

Pero no es lo único. El Porsche 911 número 1.000.000 también tiene una serie de guiños en su carrocería e interior que rinden tributo tanto al modelo original como a la especial ocasión que vive la marca. Algunos de estos detalles están en el volante, los relojes y aparecen con grabados e insignias diseñadas cuidadosamente para este momento.

LA HISTORIA DEL PORSCHE 911

Los comienzos del Porsche 911 fueron pedregosos.

En 1963, la marca alemana presentó al sucesor del Porsche 356 en el Salón del Automóvil de Frankfurt, bajo el nombre de Porsche 901. Todo muy perfecto hasta el año siguiente, cuando el modelo fue exhibido en el Salón del Automóvil de París. Ahí, Peugeot impugnó su denominación (porque los franceses ya habían registrado la designación con tres dígitos y un cero en el medio) y no hubo otra opción que cambiar su nombre.

Así nació el mítico Porsche 911.


A partir de entonces, el modelo conquistó al mundo con una serie de innovaciones. Estos son algunos de sus hitos más importantes:

  • En 1967 aparece el Porsche Targa, el primer cabriolet de la familia.

  • Luego, en 1973, surge la G-Serie con sus parachoques en forma de acordeón, cinturones de seguridad y apoyacabezas.

  • Al año siguiente (1974) se estrena el primer modelo con motor turbo con potencia de 264 hp.

  • Durante los 80 surge el primer convertible (1982) y el mítico Porsche 911 Carrera 4 con tracción integral. Además se suman tecnologías como los frenos ABS, airbags y transmisiones Tiptronic.

  • En los 90 se acelera aún más con la introducción de modelos biturbo y motores de enfriamiento líquido.

  • También se pusieron modelos de competición en la calle, gracias a los Porsche 911 GT2 y 911 GT3.

  • Suspensiones activas, turbocompresores e inyección directa fueron parte de las novedades en la década del 2000. ¿Las estrellas? Los 911 Carrera y 911 Carrera S, mientras que su motor más potente fue un 3.8L de 355 hp.

  • Finalmente, en la última década se ha aumentado su nivel de seguridad y su rendimiento mecánico, llegando a 420 hp. Su carrocería se construye con una aleación de aluminio/acero que ha reducido su peso de manera considerable. Ni hablar de todos los sistemas multimedia y asistencias electrónicas que incluyen los autos actuales.

En toda su historia son 24 las versiones creadas alrededor del Porsche 911. Todos con la misión de superarse a sí mismo. El esfuerzo ha rendido sus frutos y no por nada se han construido 1.000.000 de ejemplares.

Para el final, un premio. Un video con la evolución del Porsche 911.

The evolution of the 911 from Porsche AG on Vimeo.