”Para gustos, los colores”. Ese dicho calza a la perfección para describir la apariencia del Corvette Aerowagen, nombre con que la compañía de modificación de vehículos estadounidense Callaway bautizó su proyecto de station wagon realizado sobre la base del Chevrolet Corvette C7.

001_AeroWagen_Callaway

Pues como lo leen, en Callaway les pareció interesante agarrar el Corvette C7, intervenirlo y ampliar su parte trasera para convertirlo en un station wagon, o en propiedad en un shooting brake, que es como en Estados Unidos llaman a los modelos deportivos con la cola extendida.

¿Cuál es el aporte? Tan simple como parece: más espacio para carga y bultos en la parte trasera. Claro, porque la intervención no implica aumentar la cantidad de plazas, que siguen siendo dos, sino que le mete mano a este noble vehículo para convertirlo en un coche deportivo con un maletero con capacidad para trasladar mamuts.

003_AeroWagen_Callaway

Puestos a opinar, podemos debatir largo rato sobre lo acertado de “desesportivizar” a un deportivo de estirpe, como lo es el Chevrolet Corvette C7. Pero por otro lado, si hay un público que goza de meterle sierra y reconvertir los vehículos, esos son los hijos de las tierras del Tío Sam.

Como sea, el Corvette Aerowagen tiene su público, pues en Callaway recibieron la suficiente cantidad de reservas para anunciar que la producción comenzará en el tercer trimestre y las primeras unidades se entregarán hacia fines de 2016.

002_AeroWagen_Callaway

Pero como en la vida nada es unidireccional, los arrepentidos también tienen cabida en esta iniciativa: también es posible deshacer la reconversión y retornar el Corvette C7 a su estado original.

De los arrepentidos es…

Sobre El Autor

Periodista de carrera irregular que por su falta de convicción en cuanto a su elección se transformó en un alma en pena que abandona y retoma, cada cierto tiempo, el ejercicio de su profesión. Al parecer algo de periodismo hay en su ADN puesto que aún sigue en esto.