Ferrari tiene buenas noticias para los amantes de los deportivos. Desde sus talleres en Maranello acaba de salir el Ferrari Portofino, el nuevo modelo de entrada del fabricante italiano. Si bien sería un exceso llamarlo el “Ferrari del Pueblo”, su precio cercano a los USD 200.000 estará un poquito más cerca de tu liquidación de sueldo.

Bautizado con el nombre de un pueblo enclavado en la costa genovesa, el coche reemplaza al mítico California T. Por lo mismo no es de extrañar que existan ciertas similitudes entre ambos.

Sin embargo, también hay cambios que hacen le dan al Portofino un diseño mucho más atrevido.

La gran diferencia entre ambos descapotables está en su interior, ya que el nuevo Ferrari abandona la configuración biplaza para incluir dos asientos traseros. A simple vista no se nota, pues su carrocería oculta magistralmente la nueva forma de su cabina. La magia solo queda al descubierto una vez que se corre el techo.

El motor, por su parte, es el mismo que poseía el Ferrari California T, aunque pasó por un exhaustivo trabajo en el banco de pruebas y así obtener el máximo de sus capacidades.

Ahora, el V8 GT es un corazón con mucho más musculatura, bombeando una potencia que se eleva hasta los 600 Cv, 40 Cv más que los latidos generados por el roadster California.

Con más sangre corriendo por sus venas, el Ferrari Portofino posee un flujo de energía que se refleja en su sprint de 0 a 100 km/h en apenas 3,5 segundos.

Otro elemento que aporta a su rendimiento es su cuerpo, esculpido con nuevos materiales, además de un chasis y una carrocería con mejor rigidez torsional y sin necesidad de elevar su peso. De hecho, es hasta más liviano que su antecesor.

Los ingenieros de Maranello también trabajaron en el software que gestiona el motor, diversos componentes de la admisión y la geometría del sistema de escapes, con lo cual se disminuyó la pérdida de potencia. Al mismo tiempo se mejoró la respuesta del acelerador en todas las marchas y se optimizó el consumo de combustible.

Por otra parte, aprovechando toda la experiencia y tecnología que Ferrari posee en la Formula 1, este nuevo modelo incluye sistemas de última generación, como el diferencial trasero electrónico E-Diff3, el cual -en combinación con el F1-Trac- hace que el agarre y control sean excepcionales, incluso cuando es llevado al límite.

Además, su dirección asistida electrónicamente (EPS) transmite mayor estabilidad y sensibilidad para maniobrar.

El sistema de amortiguación magnetorheological (SCM-E) con la incorporación de tecnología dual-coil evita los derrapes, mejora la absorción de las irregularidades del camino, a la vez que proporciona una conducción más cómoda.

Hablando de comodidad , el Ferrari Portofino exhibe un elevado nivel de equipamiento con un sistema de información y entretención basado en una pantalla táctil multimedia de 10 pulgadas.

La sensación abordo es placentera, gracias a un sistema que acondiciona el aire, con flujos ascendentes y descendentes, manteniendo una grata temperatura del cuerpo y de manera equitativa entre sus cuatro ocupantes. Todos también gozan de la excelente insonoridad del habitáculo, a cielo cubierto, donde lo único que se cuela es el renovado sonido de su motor.

Los butacas delanteras son ajustables eléctricamente (18 posiciones) y su diseño general favorece el espacio para los ocupantes de los asientos traseros.

El debut oficial del nuevo Ferrari será en septiembre, fecha en que será presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt.