El DeLorean DMC-12 fue un auto de corta vida. Se construyeron cerca de 9.200 ejemplares a principios de los 80 y hubiese pasado a la historia sin pena ni gloria, sino es por un pequeño gran detalle: su aparición en 1985, en un clásico del cine: Back to the future, conocida por estos lados como Volver al futuro.

Desde entonces, el vehículo se transformó en un objeto de culto. Esto porque la compañía que los fabricaba se fue a la bancarrota y la única posibilidad de hacerse con uno de ellos era comprando uno usado.

Sin embargo, todo cambiará a fines de este año, cuando el DeLorean vuelve nuevecito de paquete, gracias a un pequeño resquicio legal que permite construir hasta 325 réplicas de autos considerados históricos, un estatus que el DMC-12 tiene en el bolsillo.

DeLorean Motor Company comenzará la construcción pronto del nuevo modelo, el cual mantendrá el espíritu del original, pero con adiciones modernas. Se supone que tendrá un motor V6 que entregará entre 350 y 370 hp, y poseerá llantas más grandes, asientos con calefacción, GPS y conectividad Bluetooth.

¿Precio? No es claro, pero los primeros cálculos rondan los 100 mil dólares por ejemplar.

No quedará otra que comenzar a juntar plata.

DeLorean 2017 2