Mamita querida. Lo que tienen frente a sus ojos es el Dodge Shakedown Challenger.

Creado por Mopar (una división de Fiat y Chrysler que vende piezas de vehículos y que de vez en cuando se aventura en la creación de coches personalizados y únicos), este musculoso saca suspiros en el SEMA Show que por estos días se realiza en Las Vegas.

dodge-shakedown-01

Su espíritu es el de un Challenger de 1971, pero bajo su capó vive una bestia de la era moderna, un motor Hemi V8 que ostenta 485 caballos de fuerza y que es administrado por una caja de 6 velocidades. Otros elementos mecánicos para agregar son su suspensión rebajada y frenos Brembo a la altura de su salvaje ADN.

El Dodge Shakedown Challenger es una máquina que ruge, pero hay que reconocer que gran parte de su poder de seducción reside en su diseño.

dodgeshakedown-03

Lo primero es color bitchin’ black, un negro mate que le da autoridad, y que es combinado con pequeños toques de rojo. La agresividad, en tanto, la dan sus llantas de 19 y 20 pulgadas, sus focos clásicos, su alerón trasero y el fascinante entresacado que se alza sobre su capó.

dodge-shakedown-05

Con guiños al Challenger Hellcat actual e incluso al Dodge Viper, su interior tampoco se queda atrás. Sus asisentos son de cuero en negro alcántara, con costuras rojas, y varios otros elementos como el panel de instrumentos o la palanca de cambios, combinan para guardarlo en tu corazón.

dodge-shakedown-04

Míralo, míralo y sueña con que algún día la vida te premiará con uno de estos.