¿Serán los autos eléctricos una tendencia que convivirá con los SUV o los desplazará? No lo sabemos, pero cada vez aparecen más y nuevos modelos. Un ejemplo es Audi, marca que aprovechó el Salón del Automóvil de Shanghai para presentar su auto conceptual e-tron Sportback.

A diferencia de muchos coches conceptuales este tendrá la suerte de llegar a las calles. Se espera que en 2019.

e-tron_004

Su diseño está súper bien logrado: el e-tron Sportback no luce como maqueta para pasar el examen de grado de diseño en la universidad. Es un auto eléctrico con características de avanzada, aunque su apariencia no pretende ser una imaginería del auto del futuro. Es un muy terrenal auto con formas poco disruptivas y con notas de buen gusto, un coche para nuestro tiempo.

Ya, ok. Es cierto que el Tesla 3 no es estrambótico y se ve bien normal, pero también hay que convenir que el Tesla Model X -con sus puertas alas de gaviota- y el FF 91 no se ven como autos de calle. Al menos no por ahora.

e-tron_002Punto aparte es el techo vidriado de cola a punta que posee. Se ve realmente bien.

Motor y autonomía del Audi e-tron Sportback

En términos prácticos una de las cosas más llamativas es que el e-tron Sportback tiene un motor eléctrico en el eje delantero y dos atrás. Se supone que esta arquitectura será utilizada en otros modelos eléctricos de Audi, como sedanes y en SUVs.

Los motores del vehículo tienen refrigeración líquida y cuando trabajan juntos alcanzan 503 CV de potencia. Esto le permite pasar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos.

e-tron_005

En condiciones de uso habitual solo funcionará el motor delantero, pero al necesitar poder adicional, ¡paf!, se suman los propulsores traseros. En combinación entregan la linda cifra de hasta 800 Nm de par motor. La mala noticia para los conductores estilo Fast and Furious es que la velocidad máxima estará limitada a 210 km/h.

Luces e interiores

Los focos delanteros son geniales. Cada uno está conformado por ni más ni menos que 250 LED independientes que, además, disponen de proyectores láser de alta resolución. Estos pueden desplegar mensajes informativos en la vía para así comunicarse con ocupantes de otros vehículos.

e-tron_003

El interior se ve más futurista que el exterior, si entendemos el futuro como minimalista y aséptico. Priman los colores claros y las superficies lisas. Los indicadores son discretos y no se usan texturas ni ornamentos.

Como es tendencia, la conectividad es omnipresente, como el aire. Hay pantallas, muchas pantallas. Están casi por todos lados. Las dos más grandes son de 10 pulgadas: una para el infoentretenimiento y otra distinta para la climatización y otros parámetros. El enjambre continúa con pantallas ubicadas en los asientos traseros y otras que proyectan las imágenes de las cámaras que reemplazan a los espejos retrovisores.

Para el final te dejamos con un teaser del Audi e-tron Sportback: