Ya se ha hecho costumbre que se “filtren” datos o imágenes sobre los modelos que las marcas presentarán en los salones del automóvil. Siempre justo antes de que estos se realicen. Un caso-ejemplo reciente es el Peugeot Instinct, un coche conceptual que el fabricante francés exhibirá durante el Salón de Ginebra que comienza la próxima semana.

El vehículo tiene la apariencia de un futurista Shooting Brake. El frontal reduce al mínimo la presencia del grupo óptico, dejando ver unos pequeños faros y unas líneas transversales de luz que incrementan la agresividad del modelo. Completa el objetivo una enorme parrilla que refuerza su ferocidad.

PI_002

Como es evidente, se filtra la información justa para generar expectativas, pero los datos sustanciosos se reservan para la presentación formal. Por ahora sabemos que el Peugeot Instinct será propulsado por un motor híbrido de 300 CV y que su fuerte estará en la conectividad.

Este prototipo ensaya un sistema que sincroniza todos los dispositivos del usuario, gracias a la interfaz Artik Cloud desarrollada en colaboración con Samsung. La relación digital entre vehículo y conductor llegará a niveles tales que el automóvil podrá adaptarse al estado de ánimo del piloto para ajustar sus parámetros. ¿Cómo? A través de la lectura de sus pulsaciones cardíacas, registradas por un smartwatch.

PI_004

La función de conducción autonónoma, unida a la capacidad de leer la agenda de actividades, hará que el Peugeot Instinct conduzca de forma directa hasta una cita planificada, impidiendo olvidos involuntarios.

Para el final te dejamos con un video de presentación: