En 2016 Jeep demostró su poder de innovación en el terreno de los SUV compactos con la renovación de dos modelos: el Renegade y el Compass, uno que les adelantamos hace un tiempo y que ahora por fin llega a asfalto chileno.

El nuevo Jeep Compass llega a Chile desde la planta que el fabricante estadounidense posee en Pernambuco, Brasil. En lo general se trata de un coche con diseño expresivo y con dimensiones, tecnología y desempeño más que deseables. Sobre todo para los amantes 4×4.

Si bien la nueva generación del Compass sufrió cambios radicales, conserva todo el ADN de Jeep. Por ejemplo, mantiene la típica parrilla de siete ranuras, su silueta inspirada en el Grand Cherokee y toques únicos como la línea del techo descendiente en la parte trasera, que aumenta su aspecto deportivo.

En su habitáculo, los materiales y terminaciones hacen de la cabina un espacio muy acogedor, sin perder de vista la funcionalidad que característica de los vehículos de la marca gringa. La comodidad a bordo se complementa con butacas regulables electrónicamente tanto para el conductor (hasta ocho posiciones), como para los pasajeros (cuatro posiciones), según la versión.

Hay que destacar que el nuevo Compass obtuvo la calificación más alta en su categoría en el Top Safety Pick del IIHS. Alcanzó calificación “buena” en cada una de las cinco pruebas realizadas para evaluar la resistencia a choques y clasificación “superior” en los sistemas de frenado de emergencia automático y de advertencia de colisión delantera.

TECNOLOGÍA Y CONECTIVIDAD

Frente al conductor hay una pantalla configurable en el cuadro de instrumentos que presenta información útil sobre el estado y funcionamiento del vehículo. Todo puede ser controlado a través de botones en el volante de dirección, los cuales permiten, entre otras funciones, el control de velocidad crucero.

El Jeep Compass incorpora avances a nivel tecnológico, como el práctico y eficiente sistema Uconnect con pantalla táctil de 7”. Este incluye cámara de estacionamiento trasera y conexiones Bluetooth y USB. A partir de la versión Longitude, también destacan funciones extras como control de aire acondicionado y comandos de voz.

Además, es compatible con el sistema Apple CarPlay y Android Auto, para facilitar la integración total entre el vehículo y tus dispositivos móviles.

SEGURIDAD Y DESEMPEÑO

El nuevo integrante de la familia estará disponible en Chile en cuatro versiones: Sport, Sport LX, Longitude y Limited, todas dotadas del nuevo motor 2.4 Tigershark de 180 HP. Tiene opciones de transmisión mecánica y automática de seis y nueve velocidades, respectivamente, y tracciones 4×2 o 4×4.

Para ingresar al nuevo Jeep Compass, el sistema Keyless Enter’n’ Go (de serie a partir de la versión Longitude), permite acceder al interior del vehículo y encender el motor sin utilizar la llave.  En la versión Limited cuenta además con encendido remoto opcional, el cual posibilita la climatización de la cabina sin estar dentro del SUV.

Ideal para las mañanas de invierno.

Ya en marcha, el sistema Selec-Terrain permite al nuevo Jeep Compass, en sus versiones 4×4, un mejor desempeño off-road. Basta con girar el selector en la consola central y el conjunto mecánico se adaptará a los modos Snow, Sand y Mud. También hay un modo Auto.

Con más de 70 funciones de seguridad activa y pasiva, el nuevo Compass incorpora  monitoreo de cambios de carril (LDW), detector de punto ciego, control de cruce en la parte trasera y asistencia para estacionar. Todo según la versión.

A esto se suma el control electrónico de estabilidad (ESC), sistema antivuelco (ERM), sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS) y el asistente de arranque en pendiente (HSA), entre otros.

Los precios para el Jeep Compass van desde los $14.990.000 para la versión Sport hasta los $22.990.000 para la Limited que es el tope de este SUV. Para más información, chequea la ficha técnica.

Video promocional del Jeep Compass: