El concepto detrás de los SUV fue desarrollado en Estados Unidos, sin embargo, tanto los asiáticos como los europeos adoptaron la idea de manera veloz, al punto que ya dan cátedra a la hora de presentar nuevos modelos. Un ejemplo destacado es el Kia Sorento, producto surcoreano.

Recientemente, acabamos de probar el tope de la gama, es decir, el Kia Sorento EX 2.2L DSL 6AT 4×4 Full (CL$ 25.790.000).  Es tal su nivel de equipamiento, sus detalles y sus terminaciones que resulta evidente el salto cualitativo entre los modelos anteriores e incluso con modelos de otras marcas.

En esta ocasión, además, serán inevitables las comparaciones desde un punto de vista personal, ya que soy propietario del Kia Sorento 2010. La evolución es simplemente fenomenal.

DISEÑO

Kia Sorento_3

Si hablamos de este modelo con relación a sus antecesores, podríamos decir sin exagerar que el Kia Sorento nació de nuevo. Cada centímetro es diferente al pasado. Su silueta más suavizada le da curvas y ángulos que le imprimen dinamismo y una actitud menos espartana. Según nuestro parecer sigue la senda de los SUV estadounidenses e incluso tiene aires a la Dodge Durango, así como la Grand Carnival (ver test drive) de la misma Kia respecto de la Chrysler Town & Country.

En cuanto al habitáculo, el Sorento incorpora terminaciones y acabados que le otorgan un estilo más elegante y refinado. El cuero es protagonista y se utiliza incluso para abrazar todo el panel de instrumentos, un recurso muy común entre fabricantes de vehículos de alta gama y súper lujo. Para darle un toque extra, también se añadieron detalles que simulan el color del titanio y algunos elementos de madera que le entregan un aire de nobleza y calidez insuperable.

Los comandos para operar las diferentes funciones de cada elemento en la cabina están insertos y ubicados de tal manera que se integran armónicamente a cada sitio en el cual fueron puestos. Además lucen bien con sutiles detalles en cuanto a cromados, tipografías e iconografía usadas para individualizarlos.

En síntesis, quien conoce las versiones anteriores y quien aborde este Kia Sorento, notará una significativa diferencia y, como nosotros, experimentará una grata y confortable sensación al conducirlo.

MECÁNICA Y PRESTACIONES

La manera en que se mueve el nuevo Kia Sorento también demuestra que lo hace de una mejor forma. Su motor turbo diesel es poderoso en cuanto a torque (222 Nm a 4.000 rpm) y con potencia (202 hp a 6.000 rpm) suficiente para desplazarse por ciudad, carretera y en modalidad off-road.

Motor KIA

La transmisión que administra la potencia del motor es automática de 6 velocidades, con la opción semi-manual, ya que el computador de abordo siempre intervendrá en el funcionamiento para prevenir errores de conducción.

La tracción All Wheel Drive (AWD) además cuenta con el bloqueo de diferencial, única opción que se activa por el conductor, el resto es automático y comandado de manera electrónica por el computador del SUV. La suspensión, Mc Pherson Strut con estabilizador en el tren delantero y Multi-link en el trasero demuestran toda su eficacia puesto que el Sorento hace prácticamente imperceptible las imperfecciones en el pavimento.

En general, la mecánica y performance del nuevo Kia Sorento denotan una evolución importante con respecto a generaciones anteriores.

EQUIPAMIENTO

Como ya probamos la Kia Grand Carnival en su versión tope de gama y el Sorento utilizado para el test drive también es la versión full equipo, podemos decir con autoridad que ambos comparten gran parte del nivel de equipamiento. Este SUV cuenta con un listado de aditamentos destinados a la comodidad y seguridad que lo convierten en un vehículo que otorga todo o casi todo lo que un propietario busca en un SUV de esta categoría.

Kia Sorento_18

Lo que haremos notar y que lo hemos tenido que decir en cada modelo Kia que hemos probado, es que la única falencia que la marca debiera corregir es la pantalla táctil del salpicadero: es muy pequeña (LCD de 4 pulgadas). Si bien sus funciones son notables -sistema de retroceso con cámara, equipo de audio y otros tantos- no vendrían nada mal un par de pulgadas extra.

Una buena es que entre la pantalla y el display del tablero de instrumentos, se compensan las necesidades del conductor. Actualmente es mucha información del vehículo, como de la ruta, la que se obtiene procedente del computador de abordo y el Sorento reparte y enlaza todo entre ambos dispositivos.

Por otra parte, las asistencias a la conducción, en el caso de los modelos de toda la gama alta de Kia, son tremendamente generosos y, prácticamente, no dejan nada al olvido, entregando una experiencia fiable. Un destacado es el sistema de partida en pendiente, así como el control de estabilidad, la tracción y los frenos ABS.

Un elemento que destacamos una y otra vez es el sistema de detección de punto ciego (BSD) que, en modelos de considerable envergadura como el Kia Sorento, se vuelve indispensable.  Además, la forma de funcionamiento es muy eficiente: se advierte mediante un testigo luminoso (espejos laterales eléctricos y calefaccionados) y audible, con un sonido único para este fin.

En cuanto a seguridad activa y pasiva, el Kia Sorento es sumamente generoso y proporciona un cuidado único para los ocupantes del vehículo: muchos airbags, sensores de proximidad (delantero/trasero) y más. ¿Iluminación? Los grupos ópticos del Kia Sorento combinan luces LED con HID Xenón, los cuales también incluyen focos adaptativos automáticos.

Otro elemento a destacar es su gran techo panorámico de apertura vertical y horizontal, que brinda gran luminosidad al habitáculo y una sensación de amplitud y libertad.

SENSACIONES

El Kia Sorento, como ya han visto en los párrafos anteriores, cuentan con un nivel de equipamiento superlativo y muy bien pensado que, por lo mismo, brinda un sinnúmero de gratas sensaciones que esperamos transmitirles luego de nuestra experiencia abordo.

Kia Sorento_15

Lo primero que se aprecia es el confort de marcha respecto del rodaje. Aparte de contar con una suspensión que absorbe de manera soberbia las imperfecciones más horrorosas que hay en las calles de nuestra capital (Santiago de Chile), sortea los badenes de una manera que no tengo recuerdos. Por si fuera poco, la insonorización de la cabina es excelente. Si bien el motor turbo diesel no es bullicioso como los de antes, al interior no se siente ni el vuelo de una mosca.

La flexibilidad en el puesto de conducción es total, con ajustes electrónicos de la butaca (incluido el lumbar) así como en el volante (altura y profundidad). La opción, además, se hizo extensiva para el copiloto, algo que suele ser olvidado por las marcas.

En términos de maniobrabilidad, considerando que el Sorento no es precisamente pequeño, se siente todo muy fluido: dobla con holgura por su generoso radio de giro, se desplaza con agilidad y se estaciona fácilmente gracias a esto y a los sensores diseñados con tal fin. Al mismo tiempo, este SUV entrega buenas impresiones sobre la seguridad al volante, brinda una tremenda satisfacción en todo tipo de superficies y ofrece tres modalidades de conducción: dinámica, eco y sport.

Por otra parte, encontramos soluciones muy inteligentes y que denotan que los diseñadores pensaron en los más mínimos detalles. Por ejemplo, es primera vez que vemos un espacio especialmente ideado -en el doble fondo del compartimento de equipaje- para guardar el cobertor de carga, que muchas veces queda en la bodega de la casa. Y hablando de carga, la posibilidad de acceder al maletero con el toque de un botón, ya sea desde el interior, exterior e incluso desde el mando de la llave (Keyless) es un plus que todos agradecemos, sobre todo para los que les toca ir al supermercado.

Es gratificante y placentero estar a bordo del Kia Sorento, porque además cuenta con equipamiento que brinda comodidad a todos los ocupantes, que no son pocos considerando las tres corridas de asientos que posee. Notamos una mejora considerable para albergar a estos ocupantes, con algunos centímetros más para las piernas. Por otro lado, además de dar calor a las plazas delanteras -asientos y volante calefaccionados-, el vehículo también cuenta con calefacción en la segunda fila de asientos y otras comodidades que a menudo suelen ser olvidadas.

Luego de todo lo dicho, los más suspicaces podrían llegar a pensar que estamos confabulados con la marca, pero no es así. Con la experiencia de haber probado el Sorento de 2004 (test realizado en esa época) y tener la versión 2010 en casa, humildemente contamos con todo lo necesario para  comparar mano a mano y llegar a lo que concluimos: el Kia Sorento logró la difícil tarea de superarse a sí mismo y se transformó en un SUV tan poderoso como el que entregan fabricantes con más experiencia y tradición en el segmento. ¡Bravo!

Vean el Kia Sorento en acción: