La cantidad de SUV en las calles es impresionante. Los modelos son exitosos y las marcas no se cansan de martillear la misma tecla. Tanto que comienzan a aparecer subcategorías.

Una de ellas es la de los crossover compactos o Baby SUV.

No hay que ser genio para saber que se trata de SUVs más pequeños y que siguen cautivando a los humanos de esta planeta. La surcoreana Kia lo sabe bien y es por eso que acaba de sumarse a la moda con el Kia Stonic, un vehículo que acabamos de conocer a través de bocetos y que pasará a la línea de producción antes de fin de año.

Para dibujar el Kia Stonic, los diseñadores de la marca miraron hacia arriba, inspirándose en los modelos que ocupan los segmentos superiores de su familia SUV.

Su estilo está implícito en su nombre, el cual une las palabras Speedy y Tonic, la primera y última nota de la escala musical. De acuerdo a Kia, esto se traduce en un coche ágil, versátil, deportivo  y refrescante.

Por dentro, su apariencia es una extensión del diseño exterior con superficies lisas y formas geométricas.

En el acápite tecnológico, su cabina contará con sistema multimedia, pantallas táctiles y conectividad con teléfonos inteligentes. Básicamente, todo lo que uno espera en un automóvil actual.

Otro gancho será el espacio de personalización. El Kia Stonic tendrá un catálogo del tamaño de una enciclopedia para que los futuros propietarios hagan del suyo, un modelo único. Kia, por su parte, espera que eso le dé una ventaja sobre los otros Baby SUV que pululan en el mercado, entre los que destacan el Nissan Juke, el Ford Eco-Sport, el Toyota CH-R e incluso el Hyundai Kona que les mostramos hace algunos días.