La nueva versión del emblemático Toyota Yaris ya posa sus neumáticos en territorio chileno. El sedán viene con novedades en confort y seguridad, así como un diseño más actual, deportivo y elegante.

Su tamaño también es mayor a la versión anterior. Además, cuenta con neblineros, espejos exteriores eléctricos en todas sus versiones, inclusión de señalizadores en el modelo LEI CVT y la presencia de llantas de aleación, por nombrar algunas de sus sorpresas.

Concebido como un vehículo destinado a familias jóvenes, el nuevo Yaris Sedán presenta un interior más amplio y atractivo. La idea es que todos sus pasajeros se sientan cómodos, partiendo por su piloto. Para este, de hecho, incluye amenidades tales como un volante regulable en altura, control de mandos, cierre centralizado y alzavidrios eléctricos.

Por si fuera poco, el sistema de audio fue mejorado con la inclusión de Android Auto & Carplay (versión XLI MT), los que se complementan con una pantalla touch de 6,2”. Además equipa sistema de anclaje ISOFIX y una cámara de retroceso.

El nuevo equipamiento de seguridad, por otro lado, incorpora control de estabilidad para todas sus versiones. Asimismo, la versión LEI está dotada de siete airbags, sistema de frenos  ABS + EDB (Distribución Electrónica de Frenado) y control de asistencia en pendiente.

Para desplazarse, el renovado Yaris Sedán cuenta con un motor 1.5L que desarrolla una potencia máxima de 106 hp @ 6.000 rpm y un torque máximo de 140 Nm @ 4.200 RPM. Esto asegura un rendimiento de hasta 20 km/l, según su certificación del 3CV.

Vean el renovado Yaris Sedán en su paso por la ciudad:

¿Les gustó la renovación del Yaris Sedán? ¿Lo considerarán como su próximo auto familiar?