Todos hemos sido víctimas del tráfico en horario punta. Todos. No importa tu condición social, la congestión vehicular es tan democrática como la muerte y los impuestos.

Por suerte, siempre hay mentes que buscan formas para evadir la condena de horas encerrados en un coche. Una de las más brillantes es la de Elon Musk, el mismo tipo detrás de Tesla y que quiere colonizar Marte, entre otros. ¿Su plan? Crear túneles subterráneos.

Obviamente, no cualquier túnel subterráneo, sino que uno futurista y a la altura de los proyectos que Musk suele presentar. De acuerdo a un video de su última pymes -The Boring Company-, el sistema consiste en módulos que están a nivel de suelo y que luego descienden a estos túneles subterráneos, los cuales han sido diseñados especialmente para sostener una conducción autónoma a 200 km/h.

Una belleza, pero que de seguro caerá en manos de degeneradas concesionarias de autopistas, las cuales te harán vender tu alma (y la de tus hijos) para poder circular en ellas.