En el selecto grupo de los autos súper deportivos siempre se mira a los conocidos de siempre. Sin embargo, el mundo es más ancho. En 2015, aparecerá un nuevo espécimen que se prepara para dar el zarpazo. Nos referimos al Felino CB7, un vehículo de fino pedigrí y que cuenta con todos los atributos necesarios para dar pelea a toda la fauna existente en el nicho, desde un Cavallino Rampante (Ferrari) o un Murciélago (Lamborghini), hasta tantos otros animales salvajes que, con todo su horse power, se transforman en el objeto de deseo de los amantes de la velocidad y la alta performance.

Para que este animal viera la luz, eso sí, tuvieron que pasar varios años de gestación. La primera señal fue en 2012, cuando el primer prototipo del Felino CB7 se materializó y saltó a las pruebas en pista, en el circuito de carreras Gilles Villeneuve, bautizado así en honor del extinto piloto de Fórmula 1 canadiense, padre de Jacques Villeneuve, también piloto y campeón mundial de la categoría en 1997.

FelinoCB7_4

A partir de ese momento, se fueron afinando los detalles de manera muy meticulosa. Tanto, que sólo este 2014 la versión final del auto fue presentada en sociedad durante el Montreal International Motor Show. En la ocasión, además, se fijó el estreno mundial de Felino CB7 para el 2015, inicialmente con ventas en Canadá para luego exportarlo a otros mercados.

Como es lógico, todo en este automóvil es nuevo y con tan sólo ver su diseño exterior -apertura de puertas al estilo alas de gaviota, luces LED y una carrocería similar a la de un auto del mismísimo Batman- brotan las ansias para poder tenerlo en la cochera. Este gatito, sin embargo, es mucho más que su pelaje.

FelinoCB7_Pista

Bajo su capó aloja un poderoso motor que ronronea fuerte y rasguña el asfalto en cada momento que se le pisa la cola. O el acelerador.

  • Motor V8 de 6,2 litros
  • Potencia máxima de 525 Hp @ 6.300 rpm
  • Torque máximo de 663 Nm @ 4.400 rpm
  • Tracción trasera

FelinoCB7_Blanc2

En la cabina siguen los detalles que hacen de Felino CB7 un auto de carreras permitido para que dos simples mortales -es biplaza- sientan que están en la grilla de largada.

  • La posición de conducción es del tipo Fórmula.
  • La transmisión es manual de 6 velocidades
  • El cuerpo se asegura a las butacas deportivas con cinturón de 6 puntas
  • Sistema adquisición datos técnicos abordo
  • Volante removible tipo Fórmula

FelinoCB7_Blanc1

Tanto en el interior como en el exterior del Felino CB7, el uso de materiales como la fibra de carbono (Kevlar) es evidente: paneles, tablero, butacas, guardafangos, entre otros. El profuso empleo de este componente, liviano y resistente, tiene un objetivo no sólo estético sino que práctico: se reducen los gramos de su estructura (el vehículo pesa apenas 1.135 Kg.) para que su relación peso-potencia sea de 2,2 hp por kilo. Solo queda imaginar las cifras que podrá dar en aceleración, velocidad final y otras prestaciones, las cuales aún son mantenidas en secreto por la fábrica.

Felino_GullWings

Aunque todavía no se confirma el precio, Antoine Bessette, CEO de la compañía y piloto de carreras, promete que el auto de sus sueños también lo sea para otros. Por lo mismo esperan comercializarlo por menos de US$ 100.000, equivalentes a unos CL$ 57.000.000.

Como todo entra por la vista, antes de comprar vean a Felino CB7 en acción: