Los unicornios no existen. Estamos casi seguros (?).

El Ferrari J50 sí existe, pero en tan pequeñas cantidades que lo ponen casi al mismo nivel que la criatura mitológica. El deportivo es un modelo ultra exclusivo, ya que sólo 10 personas podrán tener uno. La producción se acota a esa cantidad y su diseño se fraguó íntegramente en el Centro de Estilo de Maranello a medida de cada propietario.

Ferrari_J50_3_4_fr

Otro punto relevante del modelo es su apellido puesto que el Ferrari J50 se llama así porque conmemora los 50 años desde que la marca italiana ingresó al mercado japonés.

Este nuevo caballito rampante se desarrolló a partir del 488 Spider y tomando rasgos de diseño de los modelos de las décadas del 70 y 80, como su techo desmontable estilo targa y una franja negra que recorre sus laterales.

Ferrari_J50_r

Como gran parte de la gama histórica de Ferrari el J50 es un roadster biplaza que se mueve gracias a un motor V8 de 3.9L, idéntico al que utiliza el 488 Spider, pero con algunas variaciones que aumentan sus prestaciones como, por ejemplo, los 690 Cv de potencia. Y como es común en estos deportivos, se ubica al centro de la parte trasera y está cubierto por una pieza plástica trasparente para poder verlo rugir.

Ferrari_J50_int_01

En el interior destaca su tapiz en cuero alcántara con una combinación entre el rojo y el negro que no sólo viste las dos butacas deportivas, sino que gran parte del habitáculo. Otros materiales que cabe mencionar son las diversas aplicaciones en fibra de carbono, tanto por dentro como por fuera del Ferrari J50, más las llantas de 20” y los focos LED, entre otros detalles que lo hacen único en su especie.

Ferrari_J50_int_02

El auto fue presentado en el Centro Nacional de Arte de Tokio, el mes pasado, pero para hablar de un Ferrari… nunca es demasiado tarde.

Presentación Ferrari J50 en Tokio by GQ Japan: