La ola de vehículos eléctricos crece y crece como un tsunami que arrasará con todos los coches de combustión fósil que encuentre a su paso. Parte de esa marejada es el Alcraft Project.

El auto está hecho en Inglaterra, un país donde son especialistas en crear y fabricar máquinas de manera artesanal, pero con tecnología y materiales vanguardistas. Obviamente, sin perder un gramo de elegancia, lujo y exclusividad.

O sea, de sus talleres salen ejemplares contados con los dedos.

Alcraft Motor Company no es una excepción en aquella historia y este prototipo es su primera experiencia fabricando un coche propio. Anteriormente, solo se habían dedicado al desarrollo de motores, baterías y plataformas para coches eléctricos. Sólo faltaba dar el gran salto.

En cuanto a diseño, su primer automóvil, opta por la forma y carácter de un Gran Turismo (GT), una decisión que nos parece acertada por varias razones. ¿La principal? Porque usaron un estilo al cual prácticamente no han recurrido otras marcas que están fabricando autos eléctricos.

Yendo más al detalle, podríamos decir que estamos frente a un superdeportivo. Basta mirar sus características.

Para moverse, el Alcraft Project  utiliza tres motores eléctricos y dispone de tracción en las cuatro ruedas. Desarrolla una potencia máxima de 600 hp y un torque de 1.140 Nm, haciendo posible un sprint de  0 a 100 km/h en apenas 3,5 segundos.

De acuerdo a sus creadores, el rendimiento del coche a modo full entregará una rango de recorrido de 400 kilómetros. Pero si te gusta tomarte las cosas con calma y de manera apacible puedes obtener 480 km. con una sola carga de la batería.

En cuanto a conectividad, el fabricante señala que el coche tendrá tecnología de vanguardia, con softwares y dispositivos que permitirá a los pasajeros disfrutar de todas las bondades de la era digital.

La cabina se diseñó para albergar a dos pasajeros  o incluso cuatro en una configuración 2+2, es decir, todos los ocupantes en igualdad de condiciones en cuanto a espacio y comodidad. Por su parte, el espacio para la carga alcanza los 500 lt. gracias a la forma y disposición del sistema de baterías.

Para brindar un ambiente con una gran sensación de amplitud y libertad, su techo es una gran superficie de cristal que incluso se extiende hasta el spoiler trasero.

Los acabados en fibra de carbono están dispersos por diversas partes de la carrocería que, aparte de acentuar su carácter deportivo, cumplen una importante función en términos estructurales.

El Alcraft Project es un Gran Turismo con un diseño simple y contemporáneo que el día en que se materialice comercialmente no dejará indiferente a quienes lo vean.