Aún quedan cinco meses para la feria CES 2018 de Las Vegas, pero el evento poco a poco comienza a generar ruido, en especial por uno de los productos que debutará en sus pabellones. Hablamos del Fisker EMotion, un coche eléctrico que amenaza el reinado de Tesla.

¿Una de sus armas? Una autonomía de 644 km. Pero no es lo único.

Henrik Fisker, CEO de la compañía, acaba de recorrer las calles de San Francisco probando un prototipo del modelo final. Este reveló una increíble impronta deportiva, así como la promesa de un arsenal tecnológico que le convertirá en un rival de peso en la categoría.

Además de la enorme autonomía anunciada, el EMotion también destacará en la velocidad de carga de su batería. De hecho, la compañía no teme en llamarla la “más rápida del mundo”, gracias a su sistema UltraCharger, que promete brindar 200 km. con apenas nueve minutos de carga. Un verdadero mazazo para Tesla, que con su sistema “Súper Charger” necesita un mínimo de 30 minutos.

En cuanto a sus planes de conducción autónoma, el EMotion también apunta alto. El coche equipará sensores LiDAR, para sustentar un sistema nivel SAE-4 (lo más alto hasta ahora). SI bien hay historial de accidentes en torno a la tecnología, queramos o no, más pronto que tarde será estándar en las calles del mundo. 

¿Más detalles? Tranquilo, goloso, que también es necesario dejar algo para la presentación oficial de este prometedor modelo. Además, no queda tanto para enero, fecha en que se realiza la CES.

Ahora si el interés supera tus expectativas, en Estados Unidos ya se pueden realizar reservas por US$2.000 como abono al precio final, estimado en US$129.000, lo que es mucho más caro que un Tesla.

Para el final, no olvides darle un vistazo al video promocional del Fisker EMotion.