Cuba está de moda. Sobre todo, después del acuerdo entre la isla y Estados Unidos para reabrir sus embajadas, luego de más de 50 años de tensiones políticas. Una buena noticia, pero que trae un poco de incertidumbre al encanto cubano, a esa idea de un país detenido en el tiempo.

Ejemplo de esa burbuja son los autos de Cuba. Debido al embargo económico impuesto por el gobierno estadounidense, el flujo de importación de vehículos norteamericanos se detuvo en 1962, por lo que los autos que se encuentran en la isla son joyas anteriores a esa fecha.

Conocidos como yank tanks, las calles de Cuba están llenas de Oldmobiles, Chevrolets, Buicks, Fords y Pontiacs que en otros países estarían en museos o en manos de coleccionistas. Muchos de ellos funcionan como taxi y han debido recurrir a reparaciones artesanales para seguir funcionando, porque el embargo también corre para la importación de repuestos.

Obviamente hay autos nuevos en Cuba, provenientes de otras latitudes. Un clásico son los Lada rusos. También hay de otros países europeos, pero son pocos debido a sus altos precios y a que hasta hace poco se necesitaban permisos especiales para poseer un vehículo.

Pero volviendo a los yank tanks, una vez abiertas las puertas del imperio, quién sabe qué diablos pasará. Mientras averiguamos, los dejamos con una galería que destaca la cápsula del tiempo automovilística que vive en Cuba.

oldtimer-642929_1280

Cuba Cars

matthias schack / cc
CubaJSRushin / CC
Cuba Cars 02cmichel67 / cc
Cuba ChevyMarjorie Kaufman / cc

cuba-258070_1280

Cuba Cars 09Marika Bortolami / cc
Cuba Cars 08bbmexplorer / cc