Ferrari es una marca evocativa como pocas. Ineludiblemente vinculada al estilo, velocidad y sofisticación. La legendaria impronta de sus diseños instituyó la elegancia como sello, merced a sus cuidados diseños, donde imperan líneas limpias y puras.

Cada uno de estos atributos está presente en el nuevo modelo presentado por la casa de Maranello, el Ferrari F12tdf, bautizado así en honor al Tour de France, carrera de resistencia donde la marca se impuso en reiteradas ocasiones con el modelo 250 GT Berlinetta.

Este exclusivo modelo -se fabricarán solamente 799 unidades- dispone de todos los atributos esperables de la marca, como su acabado diseño y prestaciones que le confieren una performance realmente aterradora.

06_ferrari-f12tdf

El propulsor es una evolución musculada del laureado motor del F12 Berlinetta. Se trata de un V12 de 6.262 cc. capaz de entregar 780 CV de potencia a 8.500 rpm y 705 Nm de par motor a 6.750 rpm, con un 80% ya disponible a 2.500 rpm.

Para gestionar toda esa potencia cuenta con una caja de cambios F1 DCT con engranajes que son 6% más cortos, lo que permite obtener ascensiones de marcha un 30% más rápidas y reducciones un 40% más veloces, ambas características ideales para conseguir una conducción sumamente deportiva.

05_ferrari-f12tdf

Gracias a estos atributos el F12tdf tarda 2,9 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y tan solo requiere 7,9 segundos para alcanzar la friolera de 200 km/h. Su velocidad punta se sitúa en los 340 km/h.

Estos impresionantes números se logran modificando algunos aspectos con relación a su antecesor. ¿El más destacado? La reducción de su peso en 110 kilos, gracias al uso de fibra de carbono en distintos componentes, tanto interiores como exteriores.

También hay optimizaciones significativas en lo referido a la aerodinámica, apartado donde gracias a las innovaciones se consiguió generar 230 kilos de carga aerodinámica al rodar a 200 km/h, lo que representa destacables 107 kilos más que los alcanzados por la F12 Berlinetta.

Todo esto se consiguió rediseñando el parachoques, spoiler trasero y distintos elementos presentes en la carrocería, y que redundaron en la mejora de su carga aerodinámica durante el rodaje.

03_ferrari-f12tdf

Pero los cambios no se quedan ahí. También hay un paso del tradicional color rojo a una carrocería amarilla.

A continuación un video con una animación del funcionamiento de su motor