Ser el dueño de una escudería de autos de carreras es algo de lo que pocos pueden jactarse. Pero más extraño aún es que uno de esos bólidos llegue a las calles.

Sin embargo, pasa y es el caso del Glickenhaus SCG003S, un superdeportivo que acaba de debutar en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Scuderia Cameron Glickenhaus SC003S

El artífice de este nuevo superdeportivo es Cameron Glickenhaus, dueño de la escudería que también lleva su nombre. Según reporte propio, el coche destaca por haber dado la vuelta más rápida en el mítico circuito de Nürburing, entre los vehículos homologados para transitar por las calles.

Scuderia Cameron Glickenhaus SC003S

De hecho, el fabricante de autos de competición afirma que el Glickenhaus SCG003S dio una vuelta por el infierno verde (Grüne Hölle en alemán), en un tiempo de 6 minutos y 30 segundos. Aquel registro superaría en 27 segundos el récord oficial del Porsche 918 Spyder (6’ 57”).

Scuderia Cameron Glickenhaus SC003S

En la parte mecánica, el bólido de Cameron Glickenhaus también destaca al tomar las curvas. Su poderoso motor V8 de 4,4 litros entrega 800 Cv y 850 Nm. y le permiten un vuelo rasante a 250 km/h. Todo con una fuerza sobre los 2G en curva.

Scuderia Cameron Glickenhaus SC003S

En línea recta, el motor del Glickenhaus SCG003S nuevamente demuestra su condición de superdeportivo pasando de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos. Su velocidad máxima alcanza los 350 km/h.

Scuderia Cameron Glickenhaus SC003S

Para gestionar esta descomunal potencia, el piloto puede conducirlo mediante levas tras el volante que permiten accionar la caja secuencial de 7 velocidades.

Scuderia Cameron Glickenhaus SC003S

Su carrocería y chasis están fabricados en fibra de carbono y su peso está en los 1.300 kilogramos (en curva, su peso no supero los 700 kg. a 250 km/h). Para detenerse, en tanto, cuenta con frenos cerámicos Brembo.

Scuderia Cameron Glickenhaus SC003S

El Glickenhaus SCG003S es un verdadero orgullo para Cameron, quien además lo verá en Ginebra como inspiración de otro superdeportivo: el Apollo Arrow.

Vean más de Scudería Cameron Glickenhaus en este video: