La nueva creación de General Motors se llama SURUS y al mirarla más de alguno podría pensar que se trata de un vehículo hecho para la exploración espacial de la NASA. Su nombre de hecho es un acrónimo para Silent Unity Rover Superstructure y parece listo para recorrer las superficies de otros planetas.

Si consideramos la tecnología que incorpora el SURUS, las sospechas se agudizan.

  • Es un vehículo de conducción autónoma (650 km.).
  • Su movimiento es generado por celdas de combustible a base de hidrógeno (Hydrotec).
  • Tiene gran capacidad de carga almacenable según la carrocería que se pose en el chasis.

Pero, la verdad es que el SURUS no fue hecho para otros mundos, sino que para la Tierra misma en que vivimos.

¿Qué es entonces? SURUS, que también es el nombre del elefante que Aníbal usaba en la guerra, es una plataforma modular pensada en camiones para alta carga, silencioso, autónomo y con cero emisiones dañinas para el medio ambiente.

Su tracción y dirección le permiten desplazarse y acceder fácilmente a lugares recónditos y estrechos. Al mismo tiempo, el sistema en cuestión sirve como fuente y suministro de energía, tal como si fuera un generador móvil. Incluso el agua almacenada para la conversión a hidrógeno es potencialmente utilizable como un subproducto.

Viendo sus aptitudes, el SURUS también puede ser utilizado con fines militares. Es un vehículo tan silencioso e inoloro que podría ser un excelente aliado en misiones tácticas donde el factor sorpresa es fundamental.

De hecho, el ejército estadounidense desde abril de 2017 está probando la Chevrolet Colorado ZH2 con tecnología Hydrotec, la cual puede llegar diez veces más cerca al objetivo de una misión antes de ser detectado.

En rigor, esto hace que el gran desarrollo de General Motors con el SURUS no es sólo el servicio que puede prestar a un camión, sino que la tecnología centrada en el hidrógeno y la conducción autónoma. Es más, ya existe una alianza entre General Motors y la armada de ese país para el desarrollo de un vehículo submarino no tripulado y propulsado por células de combustible como las que utiliza la Colorado ZH2.