México no es el primer lugar que se viene a la mente al hablar de autos superdeportivos. Sin embargo, esta semana los ojos del mundo aterrizan en el Inferno Exotic Car, un proyecto de desarrollo local que incorpora una apuesta revolucionaria: un vehículo hecho en Metal Foam (esponja metálica) un material nuevo que promete ser flexible e irrompible.

02_ Inferno_Exotic_Car_interior

¿Qué diablos es el Metal Foam? Es una composición de zinc, aluminio y plata creada por el científico mexicano Said Robles, que posee la capacidad de resistir impactos y estirarse hasta 100 veces su tamaño, lo que técnicamente lo convierte en un material indeformable.

El curioso diseño del Inferno Exotic Car, en tanto, tampoco pasa inadvertido. Corresponde a una colaboración entre diseñadores mexicanos y el reputado diseñador italiano Antonio Ferrarioli, quien ha realizado más de algún encargo para Lamborghini.

La llamativa forma del alerón delantero y la estilizada y almendrada forma de los ópticos, sumado a su agazapada silueta, transmiten la sensación de estar en presencia de un coleóptero. No se despegará del suelo, pero las altísimas velocidades que alcanza te harán sentir que vuelas.

01_ Inferno_Exotic_Car_interior

De hecho, el modelo contará con un motor V8 biturbo de 1.400 CV y con un par motor de 908 Nm. El Inferno Exotic Car será capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3 segundos y alcanzará una velocidad máxima de 395 km/h. Cifras nada despreciables.

Se espera que la producción en serie del Inferno se inicie el próximo año en Italia, país que fue elegido para este fin dada la experiencia que tiene en el rubro.

03_ Inferno_Exotic_Car_interior

Hay algunos que todavía dudan sobre el Inferno Exotic Car, pero 2016 está a la vuelta de la esquina para comprobarlo. Por cierto, aún no hay precio disponible para este sueño.

Acá pueden darle otra mirada a este exótico prototipo