Los fabricantes de automóviles se lucen en el legendario Concurso de Elegancia de Pebble Beach 2017 (15 al 20 de agosto). Y en medio del asombro destaca el Infiniti Prototype 9, un modelo de competición realmente evocador.

El automóvil emula los autos de competición de los años 40, lo cual es curioso ya que Infiniti (marca de lujo de Nissan) no se fundó hasta 1989.

En apariencia, el Infiniti Prototype 9 se asemeja más a las “flechas de plata” con que Auto Union (Audi) y Mercedes-Benz dominaron las pistas de aquella década.

Pero su diseño no es la única sorpresa. Bajo su capó, el motor de combustión interna da paso a un propulsor totalmente eléctrico, capaz de desarrollar 148 hp y 320 Nm. Todo alimentado por una batería de ion-litio de 30 kWh.

Con este motor eléctrico, el Prototype 9 acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. La mala noticia es que correrlo a su máximo nivel de competencia solo da una autonomía de 20 minutos.

Otro elemento interesante de este espécimen es su sistema de frenos. Está compuesto por discos ventilados de 252 mm., los que han sido disimulados con unos tambores que imitan los antiguos frenos de balatas.

Cabe destacar que este prototipo no sólo replica las formas de esos clásicos coches de carrera, sino que también la manera en que se fabricaban, ya que ha sido construido completamente a mano.

Para conocer más detalles del Infiniti Prototype 9 habrá que esperar un poquito más, ya que el fabricante nipón develará el resto de la información cuando se pose en el césped del Club de Golf de Pebble Beach.