Si tuviéramos que imaginar el automóvil ideal para Arnold Schwarzenegger es muy probable que el resultado final no sea un sedán. Por el contrario, uno visualiza un vehículo de dimensiones monstruosas y que, probablemente, escupe muerte en  forma de dióxido de carbono cada vez que acelera.

Pero en honor a la verdad hay algo que no cuadra en esa representación estereotípica del actor. Y es que, aunque no lo creas, Arnold tiene un corazoncito verde que lo ha transformado en un defensor de las energías renovables.

Prueba de ello es este Kreisel Electric.

Kreisel Electric 01

Cierto, el Kreisel Electric se ve monstruoso y calza con la ruda imagen de Schwarzenegger. Sin embargo, bajo su capó, toda la potencia es administrada por un motor eléctrico.

“¿Este increíble vehículo off road es tan limpio y rápido como un auto eléctrico? Un sueño se ha vuelto realidad”, expresó Schwarzenegger en su presentación oficial.

Kreisel Electric 02

ORIGEN DEL KREISEL ELECTRIC

El Kreisel Electric es un vehículo diseñado por la marca austriaca Kreisel y que contó con la colaboración del propio Schwarzenegger durante su desarrollo.

La base del coche es un Mercedes G-350, especialmente adaptado.

La modificación principal es su motor, el cual es alimentado por diversas baterías con capacidad de 80 kWh y un peso de 510 kilos. La combinación entrega un vehículo poderoso, capaz de entregar 360 kW (490 PS) en el camino, alcanzar los 183 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos.

 

Kreisel Electric Motor

La autonomía de su batería es de 300 kilómetros y una carga de 25 minutos es capaz de reabastecer hasta un 80% de su capacidad.

Aún en período de desarrollo, solo Arnold Schwarzenegger tendrá el privilegio de sentarse frente al volante de un Kreisel Electric. El resto de los mortales está condenado a esperar.