El Lamborghini Huracán RWD que el fabricante italiano regaló al Papa Francisco el 27 de noviembre de 2017, fue subastado por RM Sotheby en de 809.375 Euros, subasta celebrada el 12 de mayo en el Foro Grimaldi en Mónaco, coincidiendo con el Gran Premio Histórico de Automovilismo en el Principado, un evento que reúne en competencia a coches clásicos.

Todos los ingresos recibidos durante la subasta se donarán directamente al Sumo Pontifice quien decidió destinarlo a diversos proyectos:

  • La reconstrucción de la llanura de Nínive bajo el patrocinio de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (Aiuto alla Chiesa che Soffre). El proyecto tiene como objetivo garantizar el regreso de la comunidad cristiana a la llanura de Nínive en Irak mediante la reconstrucción de sus hogares, edificios públicos y lugares de culto.
  • La Comunidad Papa Juan XXIII, que se dedica a ayudar a las mujeres que son víctimas de la trata de personas y otros abusos en el décimo aniversario del fallecimiento del Padre Oreste Benzi y el 50 ° aniversario de la fundación de la comunidad, Proyecto Casa Papa Francisco (Progetto Casa Papa Francesco).
  • Dos asociaciones italianas que realizan actividades principalmente en África: GICAM, dirigido por el Dr. Marco Lanzetta, y Amigos para África Central (Amici per il Centrafrica), que han trabajado durante muchos años en la región en iniciativas dedicadas principalmente a ayudar a las mujeres y niños necesitados.

Este Lambo Huracán RWD fue realizado por el departamento de personalización de Lamborghini Ad Personam. El modelo de edición especial está pintado en Bianco Monocerus con líneas Giallo Tiberino en la silueta del Huracán que rinde homenaje a los colores de la bandera de la Ciudad del Vaticano.