”Caballo que gana, repite”, así reza uno de los adagios más populares por este lado del mundo, y es precisamente el criterio que parecen utilizar en la policía sueca a la hora de elegir los vehículos que utilizarán en servicio. Esto porque los agentes de la ley en el país de Stefan Edberg y Zlatan Ibrahimovic volvieron a escoger un modelo Volvo para cumplir sus funciones.

Después de pasar por duras pruebas de selección, la policía quedó encantada con la performance y las características del Volvo V90, la versión station wagon del S90.

Volvo V90

En Suecia los autos de la policía son concebidos como lugares de trabajo y, bajo esa perspectiva, deben cumplir con una serie de exigencias en aspectos como rendimiento, comodidad, calidad constructiva y ergonomía.

En términos estrictamente técnicos, el V90 debió superar pruebas de manejo donde se evaluó su respuesta de frenado, conducción a alta velocidad simulando situaciones de emergencia, comportamiento en circuitos con obstáculo y conducción evasiva con y sin uso del freno. Todas las pruebas fueron superadas y el automóvil obtuvo un puntaje de 9,2 en una escala de 10.

Volvo V90

Los vehículos de emergencia deben sortear situaciones límite, por ello al V90 se le realizaron algunas mejoras para convertirlo en un auto para la policía, tales como el reforzamiento del chasis, optimización del sistema de frenos y la suspensión, además de equiparlo con los elementos requeridos por la policía, entre los que se cuentan equipos de comunicación, balizas y dispositivos sonoros.

El V90 entrará en servicio el 2017. Para cerrar te dejamos un video donde se aprecia parte de las pruebas de conducción a las cuales fue sometido.