Por estos días está en pleno desarrollo el Salón del Automóvil de Shanghai, donde se muestran autos de distintos tamaños, formas y sabores. La lista es grandota, pero así en confianza, no todos son igual de interesantes y unos cuantos en realidad son actores de reparto. De esos con pocas líneas en el guión.

Acá les mostraremos una selección estrictamente basada en nuestro des criterio, con esos modelos que por una u otra razón nos gustaría conducir.

LYNK & CO 01

Cortesía obliga. Partimos por el dueño de casa.

Lynk & Co, la marca de lujo del fabricante chino Geely presentó los modelos Lynk & Co 01 y 03 Concept. Ambos se se nutren de la alianza tecnológica con la sueca Volvo, que también pertenece a Geely.

El Lynk & Co 01 es un pequeño SUV híbrido que se ve como el hermano menor del futuro Volvo XC40, lo que no es tan extraño, pues tienen el mismo código genético. De hecho, comparten la plataforma motriz CMA creada por Volvo.

lynk 01

No hay grandes cambios respecto al prototipo mostrado meses atrás y se sabe que tendrá motores sobrealimentados en dos versiones: 1.500 cc. con tres cilindros y otra de 2.000 cc. y cuatro cilindros. La transmisión podrá ser manual o automática, según el modelo

La seguridad es de primera, gracias a los avances desarrollados por Volvo y que se incorporan al vehículo. Entre ellos destaca la detección de peatones, señal de permanencia en el carril de circulación y frenado de emergencia.

lynk-co-03

Por su parte, el Lynk & Co 03 es un sedán conceptual que debería estar a la venta a fines de año en el mercado asiático. También se basa en la plataforma CMA y, al igual que el 01, tendrá garantía de por vida y conexión permanente a internet. El modelo solo se venderá por la web (tal como todos los autos de la marca) y se despachará a la casa del cliente.

Una pantalla de 10 pulgadas, desarrollada por Microsoft y Alibaba -ubicada al centro del panel-, será el intercomunicador para gestionar este auto. Se espera que tenga las mismas opciones de motor del 01, incluyendo una versión ciento por ciento eléctrica.

MG E-MOTION

MG

En la línea de los deportivos eléctricos que se mueven como cohetes llega este coche conceptual, que solo requiere de 4 segundos para alcanzar los 100 km/h y que asegura tener una autonomía de 500 km, lo que le permite sentarse en la mesa de los grandes en este aspecto.

Tiene toda la deportividad que se puede pedir en un diseño, además de las puertas de apertura vertical, por las que sentimos una marcada debilidad, y el detalle de la ausencia de espejos laterales, los que son reemplazados por pequeñas cámaras.

BMW M4 CS 2017

bmw-m4-cs-2017

Con un poder de fuego que lo acerca a automóviles de competición, este modelo tiene un potenciado motor de 3 litros con 6 cilindros en línea y sobrealimentado que entrega 460 Hp y 600 Nm de par motor. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, gracias a la gestión de potencia de su transmisión automática secuencial de doble embrague y siete velocidades. Es todo un balazo. ¿A cuánto puede correr? Alcanza los 278 km/h…, pero porque se vende limitado, sino fácil se empinaría a los 300 km/h.

Para frenar a tamaña centella, el auto cuenta con discos carbocerámicos y pinzas de freno con seis pistones. Como para detener a un tren. La edición será limitada y vendrá en colores exclusivamente creados por BMW para la serie M: Lime Rock Grey, Alpine White, San Marino Blue, Sapphire Black y Frozen Dark Blue II.

MERCEDES BENZ CONCEPT A SEDAN

Mercedes

Este prototipo representa una lavada de cara con posterior uso de aceite desmaquillante. Es un cambio profundo y de acuerdo a la marca alemana indica por dónde irán los tiros en el futuro diseño de sus vehículos compactos.

Atrás, muy atrás quedan las líneas rectas y los vestigios angulados que alguna vez vimos en Mercedes-Benz. Estos se abandonan sin escrúpulos para ofrecer el vigente estilo redondeado que tanto gusta por estos días. OK, no es una pelota de playa, pero aunque está lindo se extraña un poco ese dejo de distinción de las líneas más rectas.

VOLKSWAGEN I.D. CROZZ

id crozz

Este concepto presentado por Volkswagen bonito no es, pero su gracia va por otro lado: es un SUV eléctrico. Tiene suficiente espacio en los asientos traseros para poner sillas de niños, las cuales podrías pagar con lo que este auto te ahorra en combustible.

Las posibilidades de que este modelo llegue a producción se ven altas, considerando que se basa en la plataforma MEB que usa la marca para la fabricación de vehículos eléctricos. El I.D. Crozz no tendrá la velocidad como fuerte, ya que apenas alcanzará los 180 km/h. Su autonomía sería de 500 km.

Entre sus gracias destaca que mediante un sistema de carga rápida su batería necesitaría solo 30 minutos para cargarse al 80%.