Si hay que mencionar un personaje capaz de venderle actitud, estilo y accesorios al mercado masculino, es imposible evitar el nombre de James Bond. Podría convencerte de comprar una piedra sin el mayor esfuerzo.

Su figura es sinónimo de ropa y relojes elegantes, de gadgets asombrosos antes que existieran los gadgets y de los automóviles más espectaculares de los últimos 50 años. Bólidos impresionantes, donde siempre, pero siempre, confluyeron de una manera asombrosamente fluida los atributos de una sobrada distinción con un soberbio poder motriz.

Aprovechando el estreno de Spectre, la 24 entrega de la aparentemente infinita saga de películas de James Bond, seleccionamos los modelos de automóviles que más nos han gustado de las películas de este espía al servicio de su majestad.

 ASTON MARTIN DB5

aston martin DB5 interior

Aston Martin

Es el automóvil más representativo y simbólico de James Bond. Es su marca registrada, debido a la gran cantidad de películas en las que aparece. Debutó en la pantalla grande, por primera vez, en Goldfinger (1964), y luego repitió en Thunderball (1965), Golden Eye (1995), Tomorrow Never Dies (1997), Casino Royale (2006) y Skyfall (2012).

Modelo de dos puertas, el Aston Martin DB5 tiene un motor de 3.995 cc. y una transmisión de cinco velocidades, que permite 210 hp a 5.500 rpm. Su velocidad máxima es de 230 km/h y su aceleración de 0 a 100 km/h ronda los 8 segundos. Nada mal para un auto de los 60′.

BENTLEY MARK VI

bentley mark IV

En las novelas de Ian Fleming, que son la matriz original de James Bond, el espía utilizaba automóviles Bentley, sin embargo al ser llevado al cine esta característica solo estuvo presente en la cinta From Russia With Love (1963), donde el protagonista utilizó este modelo.

Era un gris convertible de 1939 con un motor de 4,5 lt., en el que Bond tiene un teléfono, gracias al ingenio de Q.

 SUNBEAM ALPINE

Sunbeam Alpine 1962 cc_interior

Wikimedia Commons – Sicnag

La película Dr. No (1962) fue la primera versión cinematográfica de las aventuras de James Bond y el automóvil principal del protagonista era un Chevrolet Bel Air Convertible, sin embargo fue el Sunbeam Alpine el que se roba nuestra atención, por sus líneas, estilo y ese aire distinguido y minimalista que posee. En la película era de color azul y modelo 1959.

Sus características son: motor de 1.494 cc., velocidad máxima de 160 km/h. y aceleración de 0 a 100 km/h en 13,6 segundos.

 LOTUS ESPRIT

Lotus_Esprit_interior

Wikimedia Commons – Morio

Sin duda este es uno de los más espectaculares automóviles de toda la saga de películas de James Bond. Impactó con su aparición en The Spy Who Loved Me (1977), en una escena en que entra al mar y se convierte en submarino. La leyenda cuenta que después de aparecer en la película hubo listas de espera para poder adquirirlo.

Lotus lo promocionaba como un auto capaz de alcanzar los 222 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. La realidad decía que los números reales eran 214 km/h y 8 segundos.

Posteriormente repite su aparición como coche Bond en For Your Eyes Only (1981), aunque en esa ocasión se trató del modelo Lotus Esprit Turbo.

BMW Z8

BMW Z8_interior

Wikimedia Commons – Viggen

En algunas ocasiones anteriores el espía utilizó automóviles de la marca alemana, pero de manera casual, sin que fueran el vehículo preponderante en el film. Esto cambió en la cinta The World is not Enough (1999), donde el protagonismo de este roadster alcanza cotas superlativas.

Al ser más moderno, su performance era mucho mayor al de sus antecesores: motor V8 de 4.941 cc., capaz de desarrollar 400 hp, velocidad máxima de 250 km/h. y aceleración de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos.

ASTON MARTIN V12 VANQUISH

Aston Martin Vanquish_interior

Aston Martin

Tras el protagonismo del BMW Z8 se produjo el retorno de los Aston Martin, el que se materializa con la inclusión de este modelo en Die Another Day (2002). El inefable atractivo del Vanquish le confiere una presencia escénica muy fuerte, merced a esa tan bien lograda relación entre clase, distinción y potencia que caracteriza a la marca.

Su poder es grosero. Su motor V12 de 5,9 lt. produce 460 hp y es controlado por una transmisión de seis velocidades que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. ¿Velocidad máxima? 306 km/h.

CITROËN 2CV

Wikimedia Commons - Ruizo

Wikimedia Commons – Ruizo

Imposible no tenerla a la citroneta en la lista. Porque no solo berlinas o deportivos de ultra lujo han servido para los propósitos de este elegante personaje fílmico. En For Your Eyes Only (1981), el Citroën 2 CV aparece en una persecución, bajo el control de Roger Moore, luciendo un inolvidable y llamativo color amarillo.

ASTON MARTIN DB10

Aston Martin

Aston Martin

Esta semana, cuando se estrene Spectre, la 24° película con las andanzas de este súper espía, nuevamente veremos un automóvil que estará a la altura del desafío: hablamos del Aston Martin DB10, que tiene un motor V8 de 4,7 litros. Este entrega una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y una velocidad máxima de 305 km/h.

BONUS: BMW R 1200 C

Revista XY

Revista XY

La sofisticación y aplomo de James Bond también se ha paseado en dos ruedas. Cómo olvidar las líneas de esta moto que saltó a las pantallas de cine en Tomorrow Never Dies (1997). En su diseño conviven elementos de una moto chopper y el alma de una musculosa naked, pero con ese sello de clase y distinción que son imprescindibles en los vehículos del mítico espía.

Se construyeron 350 unidades. Todas de motor bicilíndrico de 1.170 cc. y 61 hp.