Skoda acaba de presentar el Octavia RS, versión tope de línea del modelo, y que exhibe una apariencia más dinámica con la incorporación de una serie de detalles de diseño que le confieren un toque deportivo. Llega en versiones sedán y station wagon, ofreciendo motorizaciones a gasolina y diésel.

so_03

Ambos motores corresponden a propulsores de dos litros y cuatro cilindros.

La versión a gasolina entrega 230 hp y un torque máximo de 350 Nm a 1.500-4.600 rpm, lo que le permite alcanzar los 100 km/h en sólo 6,9 segundos. Su velocidad punta es de 250 km/h. Las cifras lo sitúan como el modelo más poderoso en la historia de la serie.

El propulsor diésel, en tanto, ofrece 184 hp y un par máximo de 380 Nm desde las 1.750 rpm. Alcanza los 100 km/h en 7,9 segundos y su velocidad máxima es de 230 km/h.

so_01

Algunos elementos que le otorgan una apariencia más sport son la incorporación de una grilla más robusta, tomas de aire anchas con diseño de panel de abeja y la inclusión de un spoiler en la parte trasera. La suspensión es 15 mm. más baja y 30 mm. más ancha que en versiones anteriores, mientras que los cáliper de freno son de color rojo y equipa llantas de aleación de 17”, ofreciendo como opcionales las de 18” y 19”.

El Octavia RS tiene volante multifunción equipado con shift paddles para pasar las marchas. En asistencia a la conducción cuenta con control de estabilidad ESC que trabaja junto al sistema electrónico cross barrier XDS + control dinámico de chasis (DCC), entre otras. El modelo permite optar entre tres modos de conducción: Comfort, Normal y Sport.