Chevrolet presentó el Corvette ZR1 2019, un superdeportivo que consolida aún más el legado de este emblemático muscle car. El nuevo modelo establece un antes y un después, al ser la versión de mayor potencia, mejor rendimiento en pista y con la tecnología más avanzada en su historia.

MÁS RÁPIDO, MÁS FURIOSO

Para este nuevo Corvette ZR1 se dispuso de un motor LT5 6.2L V-8 turbocargado, que viene utilizándose desde 2009.

Sin embargo, el actual propulsor ha sido mejorado mediante un nuevo y más eficiente sistema de sobrealimentación intercooler, el cual ofrece un 52 por ciento más de desplazamiento que sus versiones anteriores. Además, es el primer motor con un sistema de doble inyección.

Para la gestión de su motor de 775 hp, se ofrecen transmisiones automáticas y manuales de siete cambios o también cajas automáticas con levas al volante que aumentan a ocho velocidades. Lo relevante de esto es que es la primera vez que se ofrece la opción automática en un ZR1.

DISEÑO Y AERODINÁMICA

El nuevo Corvette ZR1 tiene un nuevo frontal y una estética deportiva en que destacan las líneas dibujadas para canalizar el aire y refrigerar tanto su motor como su transmisión.

A la altura de la cubierta, y parte central del capó, también hay una toma de aire de fibra de carbono con una apertura especialmente diseñada para el enfriamiento del turbo.

Las características adicionales, incluidos los paquetes aerodinámicos con alas montadas en punta, ayudan a empujar al ZR1 hasta alcanzar vertiginosos 338 km/h.

Además, el Corvette ZR1 eleva la capacidad aerodinámica mediante dos componentes perfeccionados en el túnel de viento. Estos proporcionan una carga aerodinámica de 950 libras, lo que disminuye enormemente la resistencia y fricción a altas velocidades.

En cuanto a la estabilidad, adherencia y el deseado efecto suelo que se precia en un superdeportivo, en gran medida aportado por la aerodinámica con que cuenta el Corvette ZR1, también se suma un divisor delantero con tapas de fibra de carbono, neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 y un chasis específico con ajuste magnético de control de recorrido para un mejor agarre en las curvas.

SEBRING ORANGE DESIGN PACKAGE

El Corvette ZR1 también presentó un versión denominada Sebring Orange Design Package, el cual se centra su color exterior en un llamativo naranja. Este, además de la carrocería, se expresa en las pinzas de freno, cinturones de seguridad y las costuras de su tapicería. También hay adornos exteriores e interiores en aluminio y bronce.

La cabina fue diseñada con el énfasis puesto en el piloto e incluye butacas de competición tapizadas en cuero de napa e inserciones de microfibra de gamuza. También cuentan con sistema de calefacción, así como un volante con borde de fibra de carbono, un completo sistema de telemetría, un sistema de audio Bose y mucho más.

Según Chevrolet, el Corvette ZR1 saldrá a la venta en la primavera de 2018 y es por eso que se habla de un modelo 2019.