¿Hacen falta más modelos de SUV en el planeta? En Maserati estiman que sí, pues han generado su propio vehículo para competir en una categoría que se multiplica de manera exponencial, y en donde prácticamente cada fabricante de autos ha plantado una bandera.

El nombre elegido para el modelo es Maserati Levante y en el priman la elegancia y la pureza que suele destacarse en la línea de autos deportivos de la marca. En otras palabras, la prueba de paternidad es elocuente,

002_MaseratiLevante

La decisión de Maserati no es nueva. Desde hace años que el fabricante le daba vueltas a la idea de un SUV, pero solo ahora se decidió pasar de los prototipos a la línea de ensamblaje. De hecho, la venta de las primeras unidades comenzará antes de que se acabe el primer semestre de 2016.

Para los flashes, el Levante será presentado formalmente en el Salón de Ginebra, no obstante, ya se adelantan algunas de sus características. Existirán versiones a gasolina y diésel, con motorizaciones V6 y V8, suspensión regulable y transmisión automática de ocho velocidades.

003_MaseratiLevante

Aunque se trata de un vehículo donde destaca lo dúctil sobre lo deportivo, el Levante no es ningún tosco tanque.

El diseño luce depurado (evolucionó respecto a prototipos previos) con los detalles propios de los vehículos de la marca, como el poderoso frontal con una máscara fuerte y amplias tomas de aire. El techo solar y el alerón trasero enfatizan el diseño, tal como los dobles tubos de escape situados en ambos lados de la carrocería.

004_MaseratiLevante

Ahora, en este apartado es inevitable no encontrar similitudes con el Porsche Cayenne, pero vamos, que tampoco es criticable. ¿Qué tan creativo se puede ser en el diseño de un SUV?

Por ahora en la planta de Turín de Maserati trabajan afanosamente para sumar otro espécimen a la tan de moda especie de los sport utility.