Un auto rotundo, sólido, consistente. Así podríamos definir al nuevo Mercedes-AMG GT R que acaba de ser presentado por la casa alemana. Una máquina que es el primer modelo de producción de Mercedes Benz en incorporar niveles altísimos de tecnología y que solo suelen estar presentes en vehículos de competición.

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“Equipa el mismo motor del AMG GT (y que el AMG GT S): un V8 de gasolina con 3.982 cm³ sobrealimentado por dos turbocompresores. Sin embargo, este es más feroz: el AMG GT R ofrece una potencia máxima de 585 CV, nada menos que 123 CV más que el AMG GT (462 CV) y 75 CV más que el AMG GT S (510 CV).

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

No solo es poder, el coche también es muy veloz: alcanza los 100 km/h en 3,6 segundos y su velocidad máxima es de 318 km/h. La caja de velocidades es una AMG Speedshift DCT-7, similar a la de los AMG GT de menor potencia, pero en el GT R la primera marcha es más larga y la séptima más corta. En tano, el sistema de refrigeración de la caja de cambios ha sido adaptado para requerimientos más exigentes.

Conducción

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

El sistema de suspensión está diseñado para soportar todo ese poder, tiene amortiguadores y muelles coaxiales (suspensión de tipo Coilover) con precarga regulable. El piloto puede optar entre tres modalidades de conducción:

  • Comfort, para la vialidad urbana
  • Sport, para conducción deportiva en carreteras o circuitos con superficie poco pulcra
  • Sport Plus, para circuitos profesionales

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

La estabilidad está trabajada mucho más allá de la suspensión. Las ruedas traseras giran en las curvas un máximo de 1,5 grados y hasta 100 km/h lo hacen en sentido contrario al de las delanteras. Sobre dicha velocidad giran en el mismo sentido.

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

Las ruedas traseras no están conectadas mecánicamente a la dirección, sino que su giro está controlado electrónicamente. La tracción, en tanto, es modulable, el conductor puede elegir entre nueve posibilidades de intervención del control de tracción y entre tres posiciones de estabilidad: On, Sport Handling Mode y Off.

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

El Mercedes-AMG GT R tiene llantas de aleación de 19 pulgadas adelante y 20 atrás, las que montan neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. Los discos de freno son carbocerámicos de 390 mm. adelante y 360 atrás. Como si fuera poco, existe como opcional un sistema de frenos más poderosos y livianos, los cuales reducen en 17 kg el peso total del vehículo.

Diseño

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“El AMG GT R pesa 1.630 kg. Eso es 15 kilos más que el AMG GT y 15 menos que el AMG GT S. En él se ha ocupado profusamente la fibra de carbono, como en las puertas, techo, el piso de la carrocería y en el hueco para alojar el motor. Otras medidas para aligerar el peso son las llantas de aluminio forjado, el silenciador de escape de titanio y la reducción de material aislante.

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

La aerodinámica recibió importantes modificaciones. Fueron intervenidos los parachoques delantero y trasero, generando 155 kg más de carga aerodinámica que el AMG GT y mejorando el flujo de aire para refrigerar el motor y los frenos.

El deflector delantero desciende 4 cm. al circular sobre 80 km/h en la modalidad RACE, para incrementar el efecto Venturi, que mejora el flujo de aire que mantiene el auto pegado al piso.

Interior y exterior

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

Los asientos tienen ajustes manuales y están recubiertos de piel nappa y microfibra. Opcionalmente, es posible elegir unos asientos más deportivos. Los cinturones de seguridad se pueden elegir de color amarillo, a juego con los pespuntes del volante, salpicadero y asientos.

Der neue Mercedes-AMG GT R: Entwickelt in der „Grünen Hölle“

Para pintar la carrocería del Mercedes-AMG GT R hay disponible un nuevo color llamado “AMG Green Hell Magno”, que es exclusivo de esta versión. Este nombre hace referencia al nombre con que se conoce coloquialmente al circuito de Nürburgring, «The Green Hell» (El Infierno Verde), donde se ha llevado a cabo parte de su desarrollo.

No puedes dejar de ver este nuevo AMG GT R: