¿Alguna vez te imaginaste que podría haber una camioneta todo terreno de hielo? Suena de película, pero es precisamente lo que un ruso loco llamado Vlasdislac Barashenko construyó en Siberia: un Mercedes-Benz Clase G totalmente de hielo.

Para tan pintoresco proyecto Barashenko utilizó 5 toneladas de hielo en la construcción de  una carrocería que emula la del Mercedes Clase G. Las piezas de hielo las montó sobre el chasis de un viejo modelo de todo terreno ruso, el UAZ 469 que fue usado por el ejército.

El motor, los amortiguadores, dirección y sistema de frenos también fueron heredados del UAZ y, por supuesto, también los asientos. Claro, porque el bueno de Barashenko es un tipo con una imaginación activa, pero está lejos de ser un fakir para conducir sentado en una butaca de hielo.

Para darle más atractivo al proyecto se le instaló un sistema de luces led con distintas tonalidades tonalidades, lo  que gracias a lo traslúcido del hielo  hace brillar a todo el vehículo en diferentes colores.

Gracias a las bajísimas temperaturas de Siberia, este todo terreno de hielo pudo circular por 20 días, antes de que su carrocería se derritiera.

Acá te dejamos un video para que le des un vistazo..

Sobre El Autor

Periodista de carrera irregular que por su falta de convicción en cuanto a su elección se transformó en un alma en pena que abandona y retoma, cada cierto tiempo, el ejercicio de su profesión. Al parecer algo de periodismo hay en su ADN puesto que aún sigue en esto.