Una verdadera revolución es la que prometen Daimler (dueña de Mercedes-Benz) y Bosch. Una que ahorrará mucho tiempo a los conductores y que evitará malos ratos.

Se trata de un sistema automático de estacionamiento, controlado completamente a través de un teléfono celular.

Ambas compañías acaban de mostrar la nueva tecnología en los estacionamientos del Mercedes-Benz Museum de Stuttgart, Alemania. ¿El resultado? Fascinante.

El sistema consiste básicamente en la interacción entre un centro de estacionamientos inteligente con automóviles dotados de conducción autónoma. En específico, el estacionamiento le indica al automóvil donde hay un lugar disponible y el vehículo se estaciona por sí mismo.

De este modo, el conductor solo tendrá que bajar del vehículo y operar una aplicación desde el teléfono móvil.

Al  marcharse, en tanto, la operación será a la inversa. Basta dirigirse a una zona demarcada, para luego llamar al coche desde la aplicación y esperar por su llegada.

Por ahora, el sistema solamente funciona con automóviles Mercedes-Benz que poseen tecnología de conducción autonóma, pero si tiene éxito, sin duda que será replicada con otras marcas hasta convertirse en una prestación estándar.

Para el cierre te dejamos con un video donde podrás ver cómo opera el sistema.