Culminando nuestro tour por museos automotores europeos, lo que nos llevó a BMW y Volvo, hoy presentamos la visita realizada a una de las marcas más emblemáticas y deseadas de la historia: Mercedes Benz. La marca de la estrella de plata tiene su museo en la ciudad de Stuttgart, Alemania, y tal como en el caso de BMW, su edificio en sí ya es una obra fina de arquitectura, un verdadero espectáculo para recrear la vista y que prepara para lo que verán en su interior: la única muestra con 125 años de historia del automóvil.

Museo MB

Para muchos, la marca germana fue pionera en esta industria y habría fabricado el primer vehículo con motor a combustión, a fines del siglo XIX. Si te gustan los autos, ese argumento debiera ser suficiente para ponerlo en tu lista de cosas a hacer cuando viajes a Alemania.

MB_17

Entre las cosas que uno aprende está el origen de su emblema. Los laureles simbolizan la unión de los constructores detrás del emprendimiento, Daimler y Benz. El círculo y la estrella, en tanto, responden a una postal -a modo de mapa- que Daimler envió a su hija para indicarle la ubicación de la fábrica. ¿Y Mercedes? Obedece al nombre de la hija de Karl Benz.

MB_23

Al igual que otros fabricantes de automóviles, los alemanes también construyeron motores para aviones, principalmente durante las guerras mundiales. Así que no se extrañen a ver ese tipo de estructuras.

También verán muchos autos de carrera, ya que gran parte de la historia de Mercedes Benz está asociada a la construcción de bólidos.

Planificar la visita a un museo es una buena idea por lo mismo vean su sitio web.

Ahora les invitamos a ver una galería de fotos con la colección de la marca con más historia del mundo: