En pleno apogeo del espíritu eléctrico que se alza como el paradigma del nuevo automóvil, surge un rugido desde el vórtice de ese mesozoico espacio donde habitan aquellos coches que todavía son alimentados por enormes motores de combustión interna, y en medio de ese aullido se reconoce el anuncio de la próxima llegada del Mustang Shelby GT 500.

Este voraz devorador de gasolina solo ha presentado el rostro de su nuevo frontal, que luce adusto, severo y desafiante, como ha sido característico durante su historia.

No hay más imágenes, cero, nada. Pero no es descabellado pensar que el auto será ancho, fachoso y de líneas gruesas, como es propio de los muscle cars, de los que sino es su emblema, está en la triada. Lo que si existe es la certeza de que tendrá un motor V8 con más de 700 hp, lo que lo convertirá en el modelo más potente de la marca en la historia.

Para verlo rodar por las calles, habrá que esperar hasta el próximo año, pero es muy posible que durante el transcurso de este 2018 surjan más novedades para ir calentando el ambiente para su llegada.

Por ahora, podemos especular sobre cómo será del nuevo Mustang Shelby a partir de este teaser de Ford que deja volar la imaginación.

 

Sobre El Autor

Periodista de carrera irregular que por su falta de convicción en cuanto a su elección se transformó en un alma en pena que abandona y retoma, cada cierto tiempo, el ejercicio de su profesión. Al parecer algo de periodismo hay en su ADN puesto que aún sigue en esto.