Un juguete tan inofensivo de la marca alemana como My First Porsche, un sencillo auto de madera, tiene un defecto de fabricación que lo ha vuelto un peligro para los niños a los cuales está dirigido que, por su corta edad, podrían sufrir un lamentable accidente, es por esto que se ha solicitado a los padres que compraron uno que revisen si su unidad es una de las afectadas.

My First Porsche se encarga a la fábrica polaca de juguetes Bajo y se comercializa online a través de la página web de Porsche en los distintos concesionarios del mundo, sin embargo las unidades afectadas fueron vendidas en los concesionarios de Estados Unidos y Canadá. 

El desperfecto en cuestión es que las ruedas y sus ejes se pueden desenganchar de la estructura, lo que resulta en piezas de pequeñas dimensiones que pueden ser un peligro al alcance de los niños más pequeños por la posibilidad que se los puedan llevar a la boca y, por ende, sufrir un atragantamiento que podría provocar asfixia.

No se ha reportado ninguna víctima mortal, pero Porsche anima a los padres a comprobar si su producto es uno de los afectados. Para saberlo, basta con encontrar uno de los siguientes códigos en el margen inferior del coche de madera: 011215, 020916, 031017, 031114, 031116, 040116, 040416, 040516, 041217, 051015, 061117 y 090915.

La firma automovilística sabe del peligro que esto implica y por lo mismo aceptará devoluciones en el caso de los juguetes defectuosos.

Sobre El Autor

Periodista de carrera irregular que por su falta de convicción en cuanto a su elección se transformó en un alma en pena que abandona y retoma, cada cierto tiempo, el ejercicio de su profesión. Al parecer algo de periodismo hay en su ADN puesto que aún sigue en esto.