En el Salón del Automóvil de Ginebra se conocieron los nuevos monoplazas que estarán en la grilla de partida del próximo campeonato de Fórmula E 2018-2019, con varios cambios en su diseño y prestaciones como lo demuestra el bólido del equipo DS-TOTAL.

El principal atributo será el doble almacenamiento de energía frente a los actuales monopostos con lo cual cada escudería usará un sólo auto para correr cada fecha del certamen, bólidos que, además, han experimentado un aumento de la potencia que permitirá alcanzar hasta 335 hp.

También hay cambios en el chasis con lo cual el diseño de los autos es bastante distinto a los actuales monoplazas donde destaca el “halo”, un protector en forma de boomerang que va justo en frente de la cabeza del piloto, algo que muchos cuestionan por que entorpece la visión.

En su silueta lo que más resalta, fuera del halo con luces LED, es el frontal y la zaga con imponentes alerones de ángulos más agresivos. En general, este nuevo diseño parece de película, luce como el último modelo para el hombre murciélago… Batman.