Nadie necesita un coche de 700 hp para andar por las calles de la ciudad. Sin embargo, como el ser humano es un ente insaciable y al que le cuesta conformarse con la palabra suficiente, he aquí el Porsche 911 GT2 RS.

Básicamente, el deportivo es el 911 más veloz y potente creado por Porsche fuera de las pistas de carrera.

Hermoso.

Por cierto, nunca dijimos que tener 700 hp sea malo. Menos si el motor que los produce (un twin turbo de 3,6L) entrega una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos (menos de lo que tardas en gastar el sueldo del mes) y alcanza una velocidad máxima de 340 km/h.

Gran parte de su rendimiento lo consigue gracias a su chasis pensado en automóviles de carrera y una carrocería que incluye fibra de carbono, magnesio y titanio. La aleación lo hace una máquina liviana  y que, gracias al titanio en sus escapes, suena como una orquesta sinfónica de velocidad.

Su cabina, obviamente, también va más allá de lo suficiente. Sus butacas son extremadamente deportivas y están hechas con cuero alcántara, en tonos negro y rojo. Cada terminación es finísima y se sincroniza de manera perfecta con la tecnología que equipa.

En este último ítem destaca la app Porsche Track Precision, la cual registra, muestra y analiza toda la información de tu conducción. Ideal para quienes ven la vida como una serie de vueltas a un circuito.

El Porsche 911 GT2 RS tendrá un valor de USD 293.000 y viene con un reloj de regalo.