La tecnología hace que los automóviles sean cada vez más eficientes y seguros, pero el factor humano sigue siendo el gran dolor de cabeza en la búsqueda de reducir la tasa de accidentes. En esa línea Peugeot develó su  sistema  i-Cockpit en 2016, que consideró el uso de un volante más pequeño y una distribución más elevada de las pantallas y módulos de información para el piloto, para que éste no debiese alejar la vista del camino más allá de lo estrictamente necesario.

Han pasado algunos años y en la marca gala se hicieron la pregunta adecuada ¿Funciona esta cosa del i-Cockpit?

Para averiguarlo encargaron un estudio para determinar la efectividad del sistema, en el cual se midió el nivel de distracciones visuales en que incurrían los conductores. Durante las pruebas se analizó el desempeño de dos grupos de pilotos, uno al volante del Peugeot 3008 equipado con sistema i-Cockpit y otro grupo testigo conduciendo modelos de SUV de otras marcas.

Los pilotos de ambos grupos debieron realizar 25 viajes de 10 km de extensión, durante los cuales se analizó su comportamiento. Para cuantificar las distracciones visuales los conductores debieron utilizar los lentes especiales Tobii Pro Glasses 2, los que equipan seis cámaras que permiten medir los movimientos oculares y analizar la dirección de la mirada en intervalos de 0,05 segundos.

De acuerdo a los resultados entregados por Peugeot, quienes condujeron los vehículos con sistema i-Cockpit desviaron la vista del camino un 5% en tanto dicha cifra crece al 7% en el caso de quienes condujeron los SUV del grupo testigo.

La diferencia de 2% no parece significativa y podría tratarse de un diferencial que cae en el error estadístico, sin embargo lo más importante acá es que se realizan mediciones de las tecnologías montadas en los vehículos que a diario son utilizados por miles de personas. Es de esperar que más allá de las connotaciones de marketing publicitario asociadas, las pruebas continúen y se realicen estudios sostenidos en el tiempo, cuyos resultados y metodologías utilizadas se hagan públicos.