La marca británica se suma a la boda real que se realizará el próximo 19 de mayo, con un gran regalo para los novios, Príncipe Harry y Meghan Markle, un MINI Cooper personalizado en su honor que, una vez realizado el matrimonio, será donado a la organización de beneficencia The Children´s HIV Association, escogida por la pareja para ser subastado.

En el exterior, el MINI luce un acabado en blanco cristal y una serie de detalles siendo lo más vistoso la gráfica que adorna el techo, aplicada meticulosamente a mano en varias capas y que reúne elementos de las banderas nacionales del Príncipe Harry y Meghan Markle, evocando el Union Jack del Reino Unido y Stars & Stripes de Estados Unidos.

También exhibe las iniciales M y H en los intermitentes laterales, enlazadas con un corazón en el costado izquierdo y unas argollas en el derecho. Además, los focos traseros LED en su conjunto forman la bandera del Reino Unido y la proyección Just Married aparece en el piso al abrir ambas puertas.

En el habitáculo también se encuentran detalles de la carrocería como la inspirada en la gráfica del techo que se ve en las molduras de las puertas, detrás del volante y en los reposacabezas. Además hay una inscripción en el panel enfrente del asiento del copiloto con los nombres de los novios, fecha de la boda y los buenos deseos para el futuro matrimonio.

Video con el proceso de personalización del MINI de la realeza: